El secreto de la juventud de 'Puente viejo'

El actor Mario Martín./A3
El actor Mario Martín. / A3

La serie española más longeva alcanza los 2.000 capítulos en Antena 3, donde promedia 1,7 millones de espectadores

JULIÁN ALÍA

Más de 62 días, unas 1.500 horas, o lo que es lo mismo, 90.000 minutos, igual que las páginas escritas por los guionistas; 750 actores, entre protagonistas y personajes secundarios; 21.000 figurantes; 600 decorados; y un equipo compuesto por 157 personas. Todo ello ha sido necesario para que 'El secreto de Puente Viejo', la serie de emisión nacional más longeva, haya llegado a los 2.000 capítulos. A punto de cumplir ocho años (arrancó en febrero de 2011), la ficción que Antena 3 emite de lunes a viernes a las 17:30 horas promedia casi 1,7 millones de espectadores, con un 16% de 'share'.

Nada más y nada menos que 1.892 días de grabación, porque cada jornada se rueda «alrededor de capítulo y cuarto», como reconoce Mario Martín, el encargado de interpretar a don Anselmo, el cura, desde el estreno. A sus 70 años, el actor cree que la serie ha alcanzado estas magnitudes, «fundamentalmente, porque el público así lo quiere». «Siempre es muy difícil determinar la clave del éxito -agrega-, pero ahí están las audiencias». Convencido de que «en una serie diaria tiene que haber cambios de personajes, porque si no la gente se terminaría por aburrir», confiesa que una vez le dijo a la jefa de 'casting': «Perdóname, pero tengo la sensación de que ese personaje es mío». Y así ha sido durante los últimos ocho años.

«Don Anselmo me dado muchísimas cosas, muchísimas satisfacciones. Al principio, era un cura un poco más duro y más apegado al poder, pero fue derivando hacia la bondad. Desde que dio este giro, estoy fascinado. Me han llegado a decir por la calle: 'Si todos los curas fueran como usted, yo sería creyente'. Y todo eso es muy agradable. Me enamoré del personaje en cuanto lo leí. Sabía que era para mí», comenta Martín, que también recuerda con mucho cariño su trayectoria en 'Un paso adelante', donde encarnaba al padre de la protagonista, hace ya 17 años.

Rodar una serie diaria «es duro, pero muy gratificante». «Cuando no estamos ante las cámaras, estamos estudiando. Grabamos cinco días a la semana, y hacemos alrededor de capítulo y cuarto diario. Eso son muchas secuencias. Si algún día no te toca ir, o los fines de semana, tienes que aprovechar para estudiar. Y esa adrenalina me resulta muy interesante», dice, preparado para seguir «otros 2.000 capítulos».

Otro personaje que lleva ligado a 'El secreto de Puente Viejo' desde el primer día es el de Dolores Asenjo de Mirañar, la alcaldesa cotilla del pueblo. La actriz Maribel Ripoll es la encargada de darle vida. «Está enfocado a la parte de humor de la serie, como toda la familia Mirañar. Ser una cotilla siempre es muy divertido. Es un personaje al que se le permite todo. Siempre digo que Dolores es polipolar, es como una veleta. Con tal de estar en el meollo de la cuestión, está encantada. Y yo también. Me lo paso muy bien con ella», señala la también creadora de Doña Reme, un personaje en defensa de las mujeres solteras y al que tiene mucho cariño, para 'Esta noche cruzamos el Mississippi', hace ya más de 20 años.

La catalana considera que la serie «tiene un buen guión, un buen planteamiento, una fidelidad histórica importante, y un buen reparto que va evolucionando», y que esa es la clave para llevar tantos años en antena sin acusarlo. Cuando se lo ofrecieron estaba haciendo 'La Ratonera', en teatro, pero lo tuvo muy claro. De lo que no tenía ni idea es de la duración, porque «eso nunca se sabe». En parte, le sorprende que se mantenga tanto años, sobre todo «por la competencia», pero no demasiado, porque «es una serie muy redonda que cumple las expectativas».

 

Fotos

Vídeos