«Yélamo llevaba ocho horas siendo escupido»

Rodrigo Blázquez./
Rodrigo Blázquez.

Rodrigo Blázquez dirige 'Más vale tarde' (La Sexta), en el centro de la polémica por la supuesta manipulación de su reportero en un directo con independentistas catalanes

JULIÁN ALÍA

El programa de La Sexta 'Más vale tarde' (17:15 horas), presentado por Mamen Mendizábal, ha comenzado este septiembre su octava temporada tras firmar la segunda mejor de su historia, con un 8,1% de cuota de pantalla y 794.000 espectadores. Pero la noticia que más revuelo ha causado ha sido la que tiene como protagonista al reportero José Yélamo, acusado de avisar a los independentistas que estaban situados detrás de él de que iba a comenzar su directo para que lo boicotearan. Entre los críticos, se encuentra el ganador del premio Pulitzer Manu Brabo, que se preguntaba cómo podía defender su trabajo «como correcto y necesario cuando tipos como este campan a sus anchas y los medios para los que trabajan no salen en defensa del espectador y de la verdad». Yélamo ha sido defendido por varios compañeros de profesión, entre ellos su jefe, Rodrigo Blázquez.

-¿Como director de 'Más vale tarde', cómo ha vivido esta polémica?

-Yo trabajo con Yélamo desde hace muchísimos años, y cualquiera que haya trabajado con él sabe que jamás haría algo así, y menos en directo. Cualquiera que haya estado allí en la calle puede ver que en algunos círculos de ese mundo independentista radical no hace falta incitar a nadie a nada. No es necesario. Cada vez que Yélamo hace un directo le gritan, le escupen, le insultan, sobre todo por ser andaluz y por su acento. Lo único que ocurrió es que de forma irónica les dijo: 'Venga, hablad ahora, gritad ahora, que voy'. Yo creo que hay que entender a una persona que lleva ocho horas siendo gritado y escupido, y creo también que la gente que hizo eso no representa a nadie. Pero desde luego no hace falta incitar a nadie en algunos círculos del independentismo para que te monten un pollo en cada directo. La única conclusión que sacamos es que Yélamo es un gran periodista y que lo va a seguir siendo.

-¿Les afectan este tipo de acontecimientos a la hora de hacer su trabajo? -No, yo creo que eso no tiene que afectarnos. Lo vemos y lo escuchamos, pero no hubo nada extraño, no hicimos nada mal.

-¿Cómo ha sido su cambio de 'La Sexta columna' a 'Más vale tarde'? -Ha sido un año maravilloso, porque he aprendido un montón de cosas de las que no tenía ni idea. Venía de hacer 'La Sexta columna', que era un programa más reposado de cincuenta minutitos y en el que trabajábamos con mucho mimo, y, de repente, entré en este trasatlántico de tres horas de directo. Disfruté muchísimo en 'La Sexta columna' los tres años que lo dirigí, pero me apetecía un poquito de adrenalina. En ese programa había muchas cosas, pero no adrenalina, y en 'Más vale tarde' hay muchas cosas también, pero además hay adrenalina.

-El programa viene de hacer su segunda mejor temporada. ¿Qué significa ese dato como director?

-Creo que la más vista es la primera que dirigí, y la segunda más vista, la segunda que dirigí. Creo que es un poco irrelevante. Ser el director está muy bien y yo estoy encantado, pero aquí hacemos el programa entre todos. Me parece algo irrelevante la dirección y las audiencias. Son cosas que no van siempre juntas.

-Entonces, no es de los que piensa que la audiencia lo es todo.

-Yo respeto, valoro y escucho a nuestros espectadores igual que las radios a sus oyentes o los periódicos a sus lectores. Los espectadores de 'Más vale tarde' merecen todo nuestro cariño y nuestro respeto. ¿Pensamos en ellos cuando hacemos el programa? Desde luego ¿Pensamos solo en ellos cuando hacemos el programa? No. Pensamos en muchas más cosas importantes, en hablar de la vida. Hay una cosa que está por encima de todo, que es que hablemos de la vida de la gente, que hablemos de las cosas que le interesan a la gente. Y creo que a la gente le interesa mucho la política, la economía, nadie puede negar que a todos nos afecta lo que acabamos de ver con esta gota fría extrema. Intentamos hablar siempre de cosas que nos interesan a todos.

-¿Se vería dirigiendo un formato que no esté relacionado con la actualidad?

-Ahora mismo hago esto y me encanta, pero mañana no tengo ni idea dónde me llevará la vida profesional o personal.

-Y como espectador, ¿tiene tiempo para otras temáticas?

-La tele la veo porque me gusta y porque trabajo en ella. Tengo una variedad de consumo televisivo muy condicionada por mi trabajo. Tenemos que aprender de todas las teles y de todos los formatos.