NBA

Investigan a Porzingis por una presunta violación

Kristaps Porzingis, durante una rueda de prensa cuando jugaba en los Knicks. /Eduardo Muñoz (Afp)
Kristaps Porzingis, durante una rueda de prensa cuando jugaba en los Knicks. / Eduardo Muñoz (Afp)

Una mujer asegura que el ala-pívot letón de los Mavericks la agredió el año pasado, cuando el jugador militaba en los Knicks

EFE

El ala-pívot letón Kristaps Porzingis, de los Dallas Mavericks, está siendo investigado en Nueva York por una presunta violación que una mujer dijo a la policía local que tuvo lugar el año pasado, según un informe del periódico 'New York Post'.

La mujer informó a la policía el jueves sobre la presunta agresión sexual, según el informe del 'Post', que citaba fuentes de las autoridades policiales neoyorquinas. Según los informes, la mujer le dijo a la policía que esperó más de un año para presentarse porque había hablado de obtener 68.000 dólares (60.000 euros) de Porzingis para guardar silencio.

El abogado de Porzingis, Roland G. Riopelle, ha negado las acusaciones y ha dicho que previamente había remitido el caso a las autoridades federales debido a las «demandas exorbitantes del acusador». «Somos conscientes de la queja que se presentó contra el Sr. Porzingis el viernes y negamos inequívocamente las acusaciones», ha declarado Riopelle. «El 20 de diciembre de 2018 dimos a conocer el asunto a las autoridades federales. También hace meses se lo comunicamos a la NBA, que está al tanto de la investigación sobre la demandante».

Riopelle también ha señalado que no pueden hacer más comentarios sobre una investigación federal en curso y ha remitido todos las preguntas sobre el asunto a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) o la NBA.

Los Mavericks estaban al tanto

Porzingis, de 23 años, jugaba para los New York Knicks y sufrió la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda pocas horas antes del presunto ataque sexual, que la mujer dijo a la policía que ocurrió el 7 de febrero de 2018, en el edificio Sky de Nueva York, donde vivía el internacional letón.

La mujer, que al parecer vivía en el mismo edificio, explicó que había aceptado una invitación para acudir al apartamento de Porzingis antes del presunto ataque.

Cuando se le preguntó al equipo de Nueva York si estaban al tanto del incidente, un portavoz del equipo dijo: «Este es un asunto personal de Kristaps (Porzingis) y no está relacionado con los Knicks».

Porzingis fue traspasado a los Mavericks a principios de este año, pero aún no ha podido jugar con el equipo texano al estar en el proceso de rehabilitación y recuperación de la operación a que tuvo que ser sometido por su rotura de ligamentos.

Según varias fuentes periodísticas, los Knicks informaron a los Mavericks de las acusaciones de violación pendientes que pesan sobre Porzingis en una llamada oficial el 31 de enero a la sede de la NBA. El dueño de los Mavericks, Mark Cuban, en un correo electrónico a 'The New York Post', ha señalado que el equipo está al tanto de la acusación. «Las autoridades federales nos han dicho que no comentemos nada», ha añadido.

Mientras, un portavoz de la policía de Nueva York (NYPD) no ha confirmado el informe del 'Post', emitiendo esta declaración oficial en la que defiende su política de luchar contra la violencia sexual. «El NYPD toma la agresión sexual y todos los casos de violación extremadamente en serio, e insta a cualquier persona que haya sido víctima a presentar un informe para que podamos realizar una investigación exhaustiva y ofrecer apoyo y servicios a los afectados», destaca el comunicado oficial.