Baloncesto en silla de ruedas

El Servigest cae ante el líder en la prórroga

El Talamillo registró una gran afluencia de público./BC
El Talamillo registró una gran afluencia de público. / BC

Los burgaleses, guiados por un excepcional Piti, pierden por cuatro puntos (65-69) contra Las Rozas

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Servigest se quedó con la miel en los labios. Los burgaleses realizaron un gran encuentro contra el líder de la categoría, Las Rozas, pero en los momentos clave del encuentro los madrileños dieron el do de pecho y dejaron sin triunfo a los del Talamillo, que registró una gran afluencia de público. Tras una prórroga, la victoria viajó a la Comunidad de Madrid por cuatro puntos (65-69).

65 Servigest Burgos

Helder (5), Piti (35), Abdoul (3), Loyola (4) y Siaurusaitis (2) –cinco inicial- Manu (4), Walter (7), Alvaro (1), Fuentes, Dani, Tejada (4) y Cruz.

69 Las Rozas FDI

Vera (21), Muiño (8), Ayllón (4), Ruiz (11) y Cantero (19) –cinco inicial- Hernández (6), Sanz, Caldera, López, Melchor (-) y Ubri (-)

ÁRBITROS:
Tejido, Hernández y Labajo. Eliminaron al local Siaurusaitis (min.35)
parciales:
13-15 | 18-12 | 14-12 | 13-19 | 7-11
incidencias:
Partido disputado en el polideportivo Talamillo de Burgos.

Los primeros minutos no hacían presagiar lo que después se vivió en la cancha, ya que los visitantes salieron mucho más concentrados al campo que los burgaleses. De hecho, a los tres minutos de juego ya vencían por uno a seis. Pero el conjunto local despertó y en dos minutos ya estaba venciendo por nueve a siete. El encuentro era un toma y daca continuo, sucediéndose los empates hasta el 13-13 que se rompió con una canasta del visitante Cantero, que daba la victoria momentánea a Las Rozas al final del primer parcial.

En el segundo cuarto los locales se desataron. Vera anotó una cesta en el primer ataque, la única que los madrileños pudieron lograr en los seis primeros minutos del cuarto. Los burgaleses rozaron la perfección por momentos en su defensa, cerrando completamente las opciones de tiro visitantes, lo que les permitió cerrar muy bien el rebote y aprovecharse de sus rápidas transiciones, de manera que, con un increíble parcial de 14 a cero, el marcador en el minuto veintiséis era de 27 a 17. Diez de esos catorce puntos eran anotados por un Piti que ayer estuvo en estado de gracia, consiguiendo nada menos que 35 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 5 balones robados y 7 faltas recibidas.

Durante los cuatro minutos que quedaban hasta el descanso Las Rozas batalló por minimizar los daños. Demostró un oficio y buen hacer que le permitió llegar al intermedio recuperando buena parte de esa diferencia, ya que el 31 a 27 a favor de los locales dejaba todas las opciones abiertas para la segunda parte.

Contraataque visitante

Como no podía ser de otro modo, Las Rozas, que aún no ha perdido ningún partido en esta campaña, volvió a igualar el partido e, incluso, ponerse por delante en el marcador. Otra canasta de Vera ponía en el marcador el 33 a 35, pero tras ella, de nuevo se desató el vendaval burgalés en el Talamillo. Tres minutos después, Servigest, merced a un triple de Helder que completaba un parcial de 12 a 0, volvía a ponerse con diez puntos de ventaja a falta de solo trece minutos para que acabara el partido. Una vez más, el líder tiro de oficio y Las Rozas supo evitar la sangría y llegar a los últimos diez minutos con opciones.

Poco a poco los madrileños fueron descontando la diferencia. El esfuerzo realizado por los locales era ímprobo e iban perdiendo la chispa de los minutos anteriores. Aun así, a falta de siete minutos, dos tiros libres anotados por Walter suponían el 50 a 43 que permitía soñar a todos los presentes en el Talamillo con acabar con un triunfo local. Pero los últimos minutos se le hicieron muy largos a los burgaleses. Se entró en los últimos cuatro con un resultado de 54 a 49, pero Servigest se ancló en ese 54 durante tres minutos. Para entonces Las Rozas ya mandaba por 54 a 55.

Quedaban apenas cincuenta segundos y se produjo una de las jugadas más espectaculares que se han podido ver en el Talamillo esta temporada. Piti, apurado por el marcador de veinticuatro segundos, se vió obligado a realizar un tiro con el defensor encima y consigue una canasta que parecía de tres puntos, pero los árbitros concedieron de dos. Al anotar el adicional por la correspondiente falta, puso el 57 a 55 que fue respondido por otra canasta y adicional de Ruiz. Ahora eran los visitantes los que disponían de un punto de ventaja y los burgaleses de solo quince segundos para ganar el partido. Los madrileños cierran su defensa sobre Piti y es Alvaro el que asume el último tiro, consiguiendo una falta que le lleva al tiro libre, desde donde consigue llevar el partido a la prórroga.

Prórroga

En el tiempo extra se siguió poniendo de manifiesto la solidez madrileña. No se dejaron amilanar ni por el entusiasmo del público ni por el empuje de sus rivales. Manu ponía en el marcador el empate a 64 a falta de minuto y medio, pero en esos noventa segundos los visitantes controlaron mejor la situación y se hicieron con la victoria.

Con esta derrota Servigest pasa a ocupar la tercera plaza, y dependiendo de los resultados en la última jornada, podrá ser segundo, tercero o cuarto, lo que definirá su rival en la semifinal de la fase de ascenso que se jugará el próximo cuatro de mayo en la localidad murciana de San Javier.