Francesco Gavazzi da la sorpresa en el Castillo

Francesco Gavazzi celebra su triunfo de etapa en el Alto del Castillo/IAC
Francesco Gavazzi celebra su triunfo de etapa en el Alto del Castillo / IAC

El italiano del Androni Giocattoli – Sider se impuso en un final de etapa muy abierto y en el que Pello Bilbao, del Astana, se lanzó demasiado pronto

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

La XL edición de la Vuelta a Burgos ya tiene líder de la clasificación general, después de que el italiano Francesco Gavazzi haya dado la sorpresa en el Alto del Castillo y haya superado a Pello Bilbao y Alex Aranburu en la línea de meta. El corredor del también equipo italiano Androni Giocattoli–Sider ha conseguido parar el crono en 3 horas 48 minutos y 30 segundos. Si bien, el calor y, sobre todo, el viento que ha soplado en el Páramo de Masa han hecho que el pelotón no haya cumplido con las previsiones más favorables.

El primer maillot morado de esta edición ha conseguido ser el mejor de una etapa típica de la Vuelta a Burgos, en la que seis corredores se han escapado desde el kilómetro cinco y no ha sido hasta el inicio de la primera subida al Castillo cuando han sido neutralizados por el pelotón.

Los corredores que han sacado la cabeza en la primera etapa han sido Pablo Torres, del Burgos, BH, Sindre Lunke, del Fortuneo, Ricardo García, del Euskadi, Lucas de Rossi, del Delko Marseille Provence, Alexandre Pichot, del Direct Energie, y Diego Sevilla, del Polartec Kometa. Esta media docena de dorsales se han disputado las metas volantes y el puerto de primera categoría de Altotero. Este último ha sido para el corredor del equipo local Pablo Torres, que se ha encontrado cómodo, a pesar del sobreesfuerzo que conlleva mantener una fuga durante tantos kilómetros. Así, Pablo Torres se ha proclamado líder de la clasificación de la montaña y de metas volantes.

De hecho, la organización del pequeño grupo ha sido tan positiva que hasta el kilómetro 142 no han sido neutralizados, después de haber colaborado conjuntamente para marcar distancias que han llegado a registrar los seis minutos de ventaja sobre el pelotón.

En el grueso de corredores, el Movistar y el Sky han sido los equipos que más se han desgastado para marcar el ritmo de la primera etapa, en particular el primero. En la escuadra azul se ha podido ver a un incómodo Carlos Barbero. El corredor burgalés, a su llegada a meta ha mostrado su malestar por el pinchazo que ha sufrido a falta de 14 kilómetros para meta y que le ha apeado de la lucha por el final de etapa.

Más información

Así las cosas, tras la primera etapa, la Vuelta a Burgos se traslada a Belorado, donde este miércoles se dará la salida del recorrido dedicado al Camino de Santiago y que concluirá en Castrojeríz tras completar 163 kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos