Julio Andrés Izquierdo, manager del Burgos BH: «Me alegro por Salas, pero volvería a actuar igual»

Julio Andrés Izquierdo, director del Burgos BH. /GIT
Julio Andrés Izquierdo, director del Burgos BH. / GIT

El técnico rompió su relación con el corredor desde el momento de la sanción

EFE. Burgos

Julio Andrés Izquierdo, mánager del conjunto profesional continental Burgos BH, tras conocer la anulación por parte del TAD de la sanción de 4 años a su excorredor Ibai Salas por anomalías en su pasaporte biológico señaló que se alegra «por él y por el equipo», pero aseguró que su decisión de apartarle de la plantilla «la volvería a repetir si se produjera la misma situación».

Ibai Salas fue sancionado en octubre por la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) con 4 años de suspensión de su licencia federativa y una multa de 3.001 euros, por presuntas irregularidades en su pasaporte biológico, detectadas en enero de 2017, decisión anulada por el Tribunal Administrativo del Deporte, organismo al que recurrió el ciclista para defender su inocencia.

Por el camino, momentos de tensión entre el corredor vizcaíno y el equipo burgalés. Ibai Salas indicó a EFE que la decisión del TAD es una recompensa «por lo que he luchado todo este tiempo, ya que se ha demostrado mi inocencia y se ha hecho justicia».

La alegría del corredor la comparte Julio Andrés Izquierdo, quien asegura que la decisión fue «muy difícil», pero inevitable. «Me alegro por el corredor, pero si volviera a pasar por la misma situación actuaría de la misma manera porque estoy a favor de la idea de tolerancia cero con el dopaje. Este caso y otros que hemos tenido han hecho mucho daño al equipo y a mí mismo, que lo he pasado muy mal, pero hice lo que tenía que hacer en aquel momento».

Izquierdo comentó a EFE que nunca llegó a entender lo que pasó desde que conoció que Ibai Salas estaba sancionado en las vísperas del Campeonato de España 2017 gracias a una llamada de los comisarios de la competición hasta conocer el castigo de 4 años impuesto por la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD).

«La AEPSAD nunca comunicó nada al equipo, siempre fue asunto entre esta entidad y el propio corredor. En su día me personé en su sede pero nunca me dieron una explicación. Nos enteramos en los Nacionales de 2017 cuando los comisarios me llamaron a las 11 de la noche para decirme que Ibai Salas estaba en la lista de corredores que no podían competir por estar sancionado»

En ese momento, recuerda Izquierdo, «tomé la decisión de apartarle del equipo esa misma noche. Si hoy se repitiese la misma situación haría lo mismo».

El manager del Burgos admite que, aunque rompió la relación con el corredor, se alegra por la resolución del TAD de exonerar al ciclista de sus sanción. «Él no quiso pedir perdón ante la AEPSAD porque tenía claro que no había hecho nada. Ahora el TAD le da la razón. Me quedo sorprendido, pero insisto que me alegro por él y por el equipo».

El dopaje ha causado más de un sobresalto al equipo burgalés, ya que la Unión Ciclista Internacional (UCI) suspendió durante 21 días al Burgos BH a consecuencia de los casos de dopaje de los corredores David Belda e Ibai Salas. Esta sanción impidió participar a la escuadra en las pruebas que tuvieron lugar desde el 16 de enero al 5 de febrero de 2019.

La decisión del TAD supone un alivio para el Burgos BH, pero según Izquierdo, «nadie me podrá quitar el sufrimiento que he pasado».