Ciclismo

La UCI confirma la sanción de dos años a Samuel Sánchez

Samuel Sánchez, antes de dar positivo. /Afp
Samuel Sánchez, antes de dar positivo. / Afp

El ciclista español reconoce que la resolución deja «la cabeza tranquila» porque «queda mi trayectoria e imagen intactas»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Samuel Sánchez es un hombre feliz a pesar de la decisión de la UCI. La Unión Ciclista Internacional ha confirmado que el corredor español «ha sido sancionado con un período de inelegibilidad de dos años» por violación de la regla antidopaje (ADRV) cometida el 9 de agosto de 2017, por presencia y uso de la sustancia prohibida GHRP-2 y su metabolito GHRP-2 M2.

En el comunicado facilitado por la UCI, «después de una revisión cuidadosa de las explicaciones y las pruebas presentadas por Samuel Sánchez, la UCI ha aceptado la posibilidad de que el origen del ADRV sea un suplemento contaminado que el corredor estaba tomando».

El ciclista español ya había sido suspendido provisionalmente desde el pasado 17 de agosto de 2017, por lo que su «su periodo de inelegibilidad finalizará el 16 de agosto de 2019», apunta la Unión Ciclista Internacional.

La muestra B, también positiva

Samuel Sánchez, campeón olímpico en Pekín 2008, dio positivo en un control antidopaje en 2017, lo que costó su baja de última hora en la Vuelta a España. La muestra B del control del ciclista español también dio positivo por lo que su equipo de entonces, el BMC, decidió romper su contrato.

El asturiano, que ya tenía la decisión tomada de retirarse en 2017, aceptó de buen grado esta resolución que firmó y envió a la UCI el pasado jueves, tal y como ha reocnocido. La UCI ha confirmado en su comunicado que no hubo intencionalidad, lo que deja «la cabeza tranquila» al campeón olímpico porque con esta resolución «queda mi trayectoria e imagen intactas al ratificar la no intencionalidad por mi parte al haber probado y demostrado la contaminación de un suplemento alimenticio».

La decisión definitiva de la UCI se ha demorado en exceso porque el establecimiento de la fuente del ADRV requería múltiples análisis científicos, así como investigaciones de seguimiento, para asegurarse de que se alcanzaron las conclusiones correctas. «Han sido 1 año y 9 meses de silencio, donde la comunicación y colaboración de mi equipo jurídico para con la UCI con el único fin de buscar una respuesta a lo sucedido», argumenta el ciclista español.

Samuel Sánchez recuerda que su posición «siempre de máxima confidencialidad, silencio y respeto al proceso», ya que siempre ha creído «en la verdad y así se ha demostrado». Además, manifiesta su «confianza» en los controles antidopaje a los que los atletas están sujetos, «habiendo realizado cientos de ellos en mis 17 años de carrera como ciclista profesional, si bien expongo, los riesgos externos a los que estamos expuestos, tal y como ha sucedido en mi caso».

El caso se resolvió mediante la aceptación de las consecuencias según lo dispuesto por el Código Mundial Antidopaje y las Reglas Antidopaje de la UCI. La resolución puede ser apelada por la Organización Nacional Antidopaje de España y la Agencia Mundial Antidopaje.

Comunicado de Samuel Sánchez

Hoy, la Unión Ciclista Internacional, ha resuelto de forma FAVORABLE para mí persona, el resultado adverso realizado fuera de competición en agosto de 2017.

Esta resolución ratifica la NO INTENCIONALIDAD por mi parte al haber probado y demostrado la CONTAMINACIÓN DE UN SUPLEMENTO ALIMENTICIO.

Demostrado y probado esto, la UCI ha resuelto NO APLICAR SANCIÓN ECONÓMICA ALGUNA y la REDUCCIÓN MÁXIMA DE SANCIÓN, la cuál queda cumplida en 2 meses y medio.

Manifiesto mi conformidad y satisfacción con la resolución del caso y sus conclusiones, quedando con ello, mi trayectoria e imagen intactas.

Han sido 1 año y 9 meses de silencio, donde la comunicación y colaboración de mi equipo jurídico para con la UCI con el único fin de buscar una respuesta a lo sucedido, han sido la clave para llegar al final de una situación que no tenia sentido ni lógica alguna desde el primer momento.

Mi posición ha sido siempre de máxima confidencialidad, silencio y respeto al proceso, ya que siempre he creído en la verdad y así se ha demostrado.

Manifiesto mi confianza en los controles antidopaje a los que los atletas estamos sujetos, habiendo realizado cientos de ellos en mis 17 años de carrera como ciclista profesional, si bien expongo, los riesgos externos a los que estamos expuestos, tal y como ha sucedido en mi caso.

Quiero agradecer a mi equipo jurídico su trabajo dedicación y constancia durante todo el proceso.

Igualmente, agradezco la confianza y cariño recibido por mi familia, amigos, sponsors, medios e instituciones que no han dudado nunca de mi persona e inocencia.

Gracias.

Samuel Sánchez González