Dieciseisavos | Ida

Golpe final de la Real en Balaídos

Willian José, en la raya gol tras el empate de Juanmi. / EFE

El equipo donostiarra saca un valioso empate frente al Celta del cuestionado Mohamed con un gol de Juanmi en el minuto 89

EFEVigo

Un gol de Juanmi para la Real Sociedad en el minuto 89 dio ventaja al equipo donostiarra en la eliminatoria de Copa con el Celta, después de un partido en Balaídos que dominó el equipo celeste durante muchos minutos pero que no resistió al acoso final del conjunto vasco, que dedicó el tanto del empate al joven Sangalli.

Los dos entrenadores salieron, tal y como se esperaba, con muchas novedades en sus equipos, una mezcla de titulares habituales en Liga con jugadores con poco ritmo de competición. El primer tiempo fue plano: el Celta tuvo la posesión de la pelota pero le faltó más firmeza en su ataque, escaso de pegada; la Real se resguardó en su campo sin apenas sobresaltos.

El dominio celeste se concentró en dos ocasiones, dos disparos al poste. El primero fue un tiro de falta de Sisto; el segundo, un remate de Hjulsager para coronar un contragolpe. Fueron las únicas señales de alarma para Rulli. Después de esos dos lanzamientos a la madera, el Celta siguió controlando el partido, aunque sin amenazas al rival.

1 Celta

Rubén; Kevin, Costas, Araujo, Júnior Alonso; Okay, Lobotka (Beltrán, min. 73); Hjulsager, Aspas, Sisto (Brais, min. 45); Eckert (Mor, min. 45).

1 Real Sociedad

Rulli; Aritz, Llorente, Moreno, Theo; Zubeldia; Januzaj (William José, min. 61), Pardo (Illarramendi, min. 74), Zurutuza, Oyarzabal (Juanmi, min. 70); Sandro.

GOLES:
1-0 Aspas min. 57; 1-1 Juanmi min. 89.
ÁRBITRO:
Munuera Montero (andaluz ). Amonestó con tarjeta amarilla a Braisy Kevin por parte del Celta; y a Llorente, Oyarzabal, Zurutuza, Moreno, Illarramendi y Aritz por parte de la Real Sociedad.
INCIDENCIÇAS:
Partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 15.195 espectadores.

Tampoco pasó apuros el equipo celeste durante el primer tiempo. Con un ritmo uniforme, lento, salvo alguna galopada de Theo, la Real Sociedad propuso poco en ataque. Solo tuvo un par de aproximaciones con peligro cerca del descanso. Y ambas nacieron en fallos defensivos del Celta: un lanzamiento de Oyarzabal al lateral de la portería, precedido por un robo de pelota de Sandro a Araujo, y un tiro flojo de Rubén Pardo, que aprovechó un error de Sisto.

Antonio Mohamed reforzó su ataque durante el descanso. Metió a Brais y Emre Mor para tener más desborde, más velocidad. Su equipo siguió con el dominio. El Celta encerró a la Real y el gol llegó en un córner: un saque de esquina de Brais Méndez que Araujo prolongó de cabeza en el primer palo para que unos metros más atrás culminase la jugada Iago Aspas, que irrumpió solo en el otro palo.

El gol de Aspas avivó el partido hacia un guión de ida y de vuelta. La Real Sociedad alertó a Rubén con un tiro de falta de Sandro y un disparo de Rubén Pardo desde fuera del área; el Celta respondió con dos acciones más peligrosas, ambas de Brais Méndez, un remate desde cerca del área pequeña a un centro de Júnior Alonso y un tiro de falta envenenado para Rulli.

La Real, con cambios ofensivos de Garitano, apretó en los últimos quince minutos para buscar el empate. Y lo logró. Fueron sus mejores momentos. Gobernó el centro del campo y apareció por el área gallega con varios centros peligrosos, algún tiro de Oyarzabal y un gran remate de Juanmi desde el suelo a unos metros de la portería que despejó Rubén.

Tuvo recompensa la Real Sociedad a su empuje. Con el Celta aprisionado, y su resistencia física debilitada, el equipo vasco trazó una buena acción por la banda derecha que, cerca del minuto 90, resolvió Juanmi con brillantez, un tiro cruzado imparable para Rubén, un gol que Juanmi dedicó a Sangalli.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos