Desde la Revolución Islámica

El estadio nacional de Irán acogerá por primera vez a su selección femenina

Dos mujeres y un hombre se fotografían en los prolegómenos de un partido de la Copa de Asia. /Edgar Su (Reuters)
Dos mujeres y un hombre se fotografían en los prolegómenos de un partido de la Copa de Asia. / Edgar Su (Reuters)

Sólo podrán asistir mujeres al partido en un país que habitualmente veta su entrada a los recintos ya que las autoridades argumentan que deben ser protegidas del ambiente masculino

COLPISA / AFPTEHERÁN

El estadio más grande de Irán acogerá un partido de la selección femenina de fútbol por primera vez desde la Revolución Islámica, ha informado este domingo la agencia de noticias semioficial ISNA.

La selección se medirá a Rusia en el estadio Azadi de Teherán en un amistoso, como parte de la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ha señalado a ISNA el presidente de la federación de fútbol, Mehdi Taj. Sólo podrán asistir mujeres al partido, que todavía no tiene una fecha fijada.

Desde la Revolución Islámica en 1979 las mujeres no pueden acudir a los partidos, pues los clérigos argumentan que deben ser protegidas del ambiente masculino y de la visión de hombres semidesnudos.

Relajación en las normas

En los últimos meses ha habido cierta relajación en las normas, como cuando un grupo de unas 850 mujeres pudo ver en persona la final de la Champions asiática entre el Persepolis FC iraní y el Kashima Antlers japonés en noviembre. Las mujeres se sentaron en un sector separado y entraron al estadio dos horas antes para evitar la multitud. En junio, algunas mujeres también pudieron ver los partidos de Irán en el Mundial en el estadio Azadi, que significa 'libertad'.

Se cree que la primera vez que unas mujeres presenciaron un partido de fútbol tras la revolución fue en noviembre de 2001, cuando unas 20 irlandesas acudieron a un Irán-Irlanda clasificatorio para el Mundial. Las iraníes tuvieron que esperar cuatro años más, al 8 de junio de 2005, para que unas pocas docenas fueran autorizadas a ver un Irán-Baréin, también de clasificación para el Mundial.

Ha habido más ocasiones, aunque no abundan, en las que se permitió que las mujeres vieran partidos, pero el problema continúa dividiendo a las autoridades. Después de que un grupo de mujeres acudiera al amistoso Irán-Bolivia en octubre, el fiscal general avisó de que no volvería a pasar, diciendo que «conduciría al pecado».

Temas

Irán
 

Fotos

Vídeos