Jornada 6

El Atlético, sin fútbol ni gol, pierde el liderato

Lemar, en una acción ante Poulain. /François Lenoir (Reuters)
Lemar, en una acción ante Poulain. / François Lenoir (Reuters)

El equipo rojiblanco reacciona tarde en Brujas y Oblak se agiganta para salvar a los colchoneros de la derrota

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Necesitaba el Atlético de Madrid ganar para no depender del Borussia Dortmund, pero con la victoria de los alemanes en Mónaco desde el minuto 15 y sin fútbol ni gol los rojiblancos en Brujas, el equipo de Diego Pablo Simeone perdió el liderato en la ciudad belga para dar un paso atrás y complicarse su futuro en la Champions. Aunque el Atlético tenía ya garantizado el pase a octavos de final, no pudo cumplir el objetivo de acabar como líder de grupo, anulado por el Brujas en un partido en el que los rojiblancos sólo tuvieron dos claras ocasiones, malogradas en la primera parte por el portero del conjunto belga, y se salvaron de la derrota a falta de un cuarto de hora del final gracias a un milagroso paradón de Jan Oblak ante un cabezazo de Luan Peres.

Con una inmensa intervención, el guardameta esloveno se agigantó en Brujas cuando al Atlético, consciente de que se le acababa el tiempo, por fin se estiró y fue decididamente a por el triunfo. Demasiado tarde reaccionó el conjunto de Simeone, cuyo juego ante un rival que tenía asegurada la Europa League fue totalmente insulso y estéril hasta el tramo final, cuando dio un paso al frente con la salida al campo de Correa, Vitolo y Kalinic, sorprendente suplente tras sus goles en la Copa y frente al Alavés tres días antes. El delantero croata pasó entonces a acompañar en ataque a Griezmann, solo en punta hasta ese momento en un encuentro en el que la superioridad de los rojiblancos en la primera mitad no se tradujo en el marcador porque lo impidió Horvath, que respondió con una mano espectacular a un genial remate desde la frontal del francés.

En el encuentro en el que reaparecía el veterano Godín, aunque el Atlético perdió a última hora a Giménez por una lesión muscular del joven uruguayo, y Saúl volvió a estar notable como lateral izquierdo porque Simeone reservó a Filipe Luis, el Atlético, aunque no precisase la victoria para seguir vivo, fue incapaz de imponer autoridad y asustar al Brujas. Es el belga un equipo que defiende muy bien y no juega nada mal al fútbol y cerró con orgullo la Champions, sin caer en su campo ante uno de los candidatos al título que sueña con jugar la final de la gran competición en el Metropolitano, donde el Atlético sí consiguió golear a este adversario (3-1), antes del varapalo sufrido en Dortmund (4-0), que finalmente ha sido decisivo para relegar a los españoles a la segunda plaza.

0 Brujas

Horvath, Poulain, Mechele, Denswill, Vormer, Amrabat, Nakamba, Vanaken (Rits, min. 91), Ngonge (Peres, min. 69), Openda (Schirjvers, min, 74) y Wesley.

0 Atlético

Oblak, Arias, Godín, Montero, Saúl, Thomas (Kalinic, min. 69), Rodrigo, Koke, Gelson (Correa, min. 61), Griezmann y Lemar (Vitolo, min. 61).

ÁRBITRO:
Davide Massa (Italia). Tarjetas amarillas a Montero, Saúl, Denswill, Godín y Amrabat.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la sexta y última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el Jan Breydel Stadion.

Con un sorprendente cambio de sistema, un 4-3-3, con Griezmann escoltado en las bandas del ataque por Gelson y Lemar, que apenas aportaron nada, el Atlético abusó del fútbol lento, horizontal y sin profundidad hasta que a la hora de partido Simeone quiso darle un giro y abrir el campo con Correa y Vitolo. Sin embargo, no dio ningún resultado, como tampoco la entrada de Kalinic, porque aunque el Atlético se lanzó por fin a por el partido el Brujas se mantuvo muy firme atrás y el Atlético fue perdiendo la cabeza. Pese a todo, el empate no debería ser tan grave.

Más información

 

Fotos

Vídeos