Fair Play financiero

UEFA pone 100 millones de margen por club para completar cada mercado

UEFA pone 100 millones de margen por club para completar cada mercado

La institución aprueba una nueva versión del fair play financiero que pide a los clubes un saldo máximo de 100 millones de euros entre los gastos y las ventas en el mercado de traspasos

O.B.Kiev

La UEFA sigue con su lucha contra la desigualdad económica y aboga por una mayor transparencia en el fútbol. Desde la llegada de Aleksander Ceferin la insistución europea se ha puesto aún más rigurosa para frenar la deriva que está tomando el fútbol continental. UEFA entiende que el fútbol genere dinero, pero no la distribución que se hace del mismo. En Kiev, el comité ejecutivo, anunció la adopción de una nueva versión del fair play financiero, el mecanismo que impide a los clubes gastar más de lo que ganan por sus propios medios. Principal evolución, según publicó la UEFA en un comunicado: «La obligación de los clubes de publicar sus informaciones financieras, incluidas las comisiones de los agentes». El objetivo es mejorar la transparencia en el fútbol, según la confederación europea.

Además se busca «una aproximación más proactiva» al fair play financiero, con el objetivo de «anticipar los sujetos con cuestiones financieras». Para eso ha establecido «una serie de nuevos indicadores financieros permitirán un 'monitoring' del presupuesto de los clubes más estricto», por parte de la instancia europea de control financiero de los clubes (ICFC). El primero se refiere al nivel de endeudamiento, con un ratio de endeudamiento máximo con respecto al Ebidta (beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones) del club)», explicó a finales de marzo el sindicato de clubes profesionales, ECA, que ha trabajado en el proyecto de reforma junto con la UEFA.

El segundo indicador se refiere a los gastos en los fichajes, con un saldo máximo de 100 millones de euros entre los gastos y las ventas en el mercado de traspasos. Habrá que ver si los clubes lo cumplen, ya que la pasada campaña el Barcelona (pese a vender a Neymar, gastó más de ese dinero entre los fichajes que hizo posteriormente: Paulinho, Dembélé, Semedo, Mina y Coutinho). La idea que tiene el presidente, aún no aprobada, es introducir una forma de tasa de lujo, pagando una multa si gastas más de lo que puedes, que iría a parar a otros clubes.

Milan, en riesgo

A Ceferin tampoco le gusta el origen de algunas de las fortunas que amenazan con hacer cada vez más desigual el deporte rey y estudia medidas más restrictivas (limitar número de jugadores por club) y, de paso, adaptarse a los nuevas formas de negocio. Hay que recordar que la Cámara de Investigación del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) decidió hace unos días remitir al club italiano Milan a la Cámara de Adjudicación del CFCB, por incumplir las normas del Juego Limpio Financiero, en particular en el requisito del punto de equilibrio. El club milanés, con la llegada a la propiedad del empresario chino Yonghong Li, que compró en 2016 el club a Silvio Berlusconi, había invertido unos 200 millones de euros en el mercado de fichajes de verano 2017, lo que ponía en riesgo el cumplimiento del «Juego Limpio Financiero».

Ante estas dudas, el Milan presentó a la UEFA un plan económico voluntario que resolviese la situación, el cual ya fue rechazado por la CFCB en diciembre de 2017. Entonces, la citada Cámara de Investigación del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) había decidido «no concluir» el plan financiero que le fue presentado en su momento por el Milan, manteniéndolo sujeto a un proceso de supervisión y evaluación durante los primeros meses de 2018. Aunque la UEFA no ha informado de las posibles medidas a adoptar, el Milan puede correr el riesgo de una sanción por parte de la UEFA, que podría ser económica, de limitación de fichajes o plantilla o, incluso, de exclusión de la Liga Europa, para la que se clasificó el equipo al quedar sexto al término del campeonato liguero italiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos