Antiviolencia sanciona con 65.000 euros al Sevilla por una pancarta de los Biris

Aspecto de la grada del Ramón Sánchez-Pizjuán, durante un partido del Sevilla./AFP
Aspecto de la grada del Ramón Sánchez-Pizjuán, durante un partido del Sevilla. / AFP

También propone una sanción de 3.000 euros y la prohibición de acceso a los recintos deportivos durante seis meses para cada uno de los diez aficionados sevillistas a los que se les intervino armas blancas, tubos y barras en Bilbao con motivo del partido entre su equipo y el Athletic

R.C.Madrid

Antiviolencia ha acordado la propuesta de una sanción de 65.000 euros al Sevilla por desobediencia reiterada de las órdenes o disposiciones de las autoridades gubernativas y falta de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al permitir el despliegue de una pancarta con la leyenda 'Biris' en el partido entre el equipo hispalense y el Valencia disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán el pasado 31 de marzo.

Asimismo, propone una sanción de 3.000 euros y la prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de seis meses para cada uno de los diez aficionados sevillistas a los que se les intervino diverso material, como armas blancas, artefactos pirotécnicos, tubos de pvcs, barras metálicas y de madera, amortiguadores hidráulicos, pasamontañas, guantes y protectores bucales, en los vehículos con los que intentaban acceder a Bilbao por la A-8 con motivo del encuentro Athletic-Sevilla, disputado en San Mamés el pasado 13 de enero.

Antiviolencia propone también una sanción de 10.000 euros al Atlético Osasuna por las deficiencias detectadas en la gestión del Libro Registro de Actividades de Seguidores, al que se refiere el artículo 9 de la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

Ya a título individual, sanciona con 2.500 euros y la prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de seis meses para los dos aficionados del Rayo Vallecano que, antes del inicio del encuentro ante el Valencia, insultaron de forma grave y reiterada al entrenador visitante, Marcelino García Toral.