Jornada 18

El Barça consolida su liderato

El equipo de Valverde gana terreno sobre sus perseguidores con una sufrida victoria ante el Getafe con goles de Messi y Luis Suárez

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Arrancó el líder el año como acabó el pasado, ganando. No de la forma más brillante posible, sino con su tradicional carga de sufrimiento y dramatismo, pero ganando. Venció el Barcelona en Getafe por la mínima consolidando su liderato y aprovechando una jornada propicia en la que los resultados le han acompañado. No se recordará el triunfo sobre el equipo de Bordalás por la brillantez, quizás hubo una media hora buena, pero estos tres puntos pueden tener mayor trascendencia de lo que a priori puede parecer. Messi y Luis Suárez consolidan la buena trayectoria de los de Ernesto Valverde.

Las vacaciones parecen haber sentado bien a las estrellas azulgrana. Han llegado con ganas los Messi y compañía que dejaron algunas jugadas de enorme factura. Valverde no quiso racanear con la presencia de estrellas en su once inicial en el partido en el Coliseum, y éstas mostraron idéntica solvencia a los últimos partidos del final de año.

También es verdad, que hay patrones que no han cambiado con el cambio de hoja en el calendario. Veáse el gol del Getafe cuando agonizaba la primera mitad. Mata marcaba a un metro de la línea de gol tras una buena jugada del Getafe en la que la defensa culé dejó nuevas muestras de su debilidad.

1 Getafe

David Soria, Damián, Djené, Cabrera, Antunes, Portilo (Robert Ibáñez, min. 84), Arambarri, Maksimovic, Foulquier (Jorge Molina, 58), Angel (Samu Sainz, min. 74), Mata.

2 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Arthur (Aleñá, min. 88), Rakitic, Vidal (Busquets, min. 69), Messi, Suárez, Dembélé (Coutinho, min. 84).

goles
0-1. min. 20. Messi. 0-2. min. 39. Luis Suárez. 1-2. min.. 43. Mata.
árbitro
Cuadra Fernández (balear). Amonestó a Arthur, Jordi Alba, Foulquier, Damián, Vidal, Cabrera, Maksimovic.
incidencias
Estadio Coliseum Alfonso Pérez.

Por suerte para los intereses del líder, Messi y Luis Suárez habían mostrado su solvencia anotadora antes de que ambos equipos encarrilasen el túnel de vestuarios. El argentino parece seguir a lo suyo, convencido de que esta campaña debe venir marcada por su nombre. Abrió la lata y dejó detalles que valen una entrada.

Algo parecido debió pensar el aficionado de a pie cuando Luis Suárez ponía el 0-2 en Getafe. El enorme golpeo del delantero charrúa hizo imposible el vuelo de David Soria. Minutos antes había salvado el gol de Piqué que, a escasa distancia, remataba sin excesivo acierto.

El choque llegaba al descanso con la mínima ventaja del vigente campeón de Liga sabiendo que el Getafe pudo merecer algo más si el colegiado no hubiese anulado un gol que parecía legal cuando apenas se llevaban consumidos nueve minutos de choque.

La pelea del equipo de Bordalás por la zona europea no es casual. Su temporada es notable y afrontaba el inicio de año tras seis partidos sin conocer la derrota. No bajó los brazos ni en el peor de los momentos, casi un cuarto de hora en el que el Barça se mostró brillante.

La buena racha de los azulgrana tenía un precio y el Getafe le dejó claro que iban a pelear hasta los instantes finales. Ángel sacaba su zurda a relucir nada más reiniciarse la segunda mitad y su disparo rozó el palo de Teo Stegen para sobresalto de los azulgfrana.

Obligaría aún más el Getafe al portero alemán. Se estiraba el equipo madrileño para evitar que el Barça tuviera un choque plácido y más cerca del empate estuvo que del tercero de su rival. Ter Stegen sacaba una mano milagrosa tras el remate de Maksimovic a la hora de partido que podía haber colocado las tablas en el electrónico.

Sirvió su testarazo como revulsivo para ambas escuadras que iniciaron una media hora final algo más frenética. A las acometidas del equipo local por evitar la derrota, con más ocasiones claras, respondía el Barcelona con alguna galopada de cierto peligro de Dembélé.

Mata es un jugador mayúsculo y sigue haciendo méritos para dar el salto a un equipo con mayores aspiraciones que el Getafe. Siempre presente en las ocasiones de peligro del equipo local, aunque no pudo redondear su noche con un doblete que le habría valido a los suyos algo más. Tuvo una clarísima ocasión que, a buen seguro, le seguirá rondando aún en su cabeza.

Había perdido por completo el equipo de Valverde el control del choque. La renta era mínima y el Getafe se le había subido a las barbas al Barça. La entrada de Busquets, al que Valverde le había dado descanso, era síntoma claro de que la película no iba con el guión previsto.

Despertó con Messi que pudo cerrar el choque en sendas jugadas en el tramo final del duelo. Primero en un una jugada en la que se midió a David Soria en un uno contra uno y más tarde en un disparo «made in» Messi que encontró idéntica respuesta. El portero madrileño se hizo grande para atajar ambos disparos del astro argentino permitiendo a los suyos seguir vivos en el choque en el tramo final del mismo.

 

Fotos

Vídeos