Jornada 34

Un doblete de Gerard Moreno complica las aspiraciones europeas del Girona

Gerard Moreno celebra uno de sus dos goles ante el Girona./Robin Townsend (Efe)
Gerard Moreno celebra uno de sus dos goles ante el Girona. / Robin Townsend (Efe)

El equipo de Machín pierde la posibilidad de asaltar la séptima plaza liguera, que dará acceso a la Europa League tras el título copero del Barça

EFEGirona

Un doblete de Gerard Moreno decidió el derbi catalán de este domingo entre el Girona y el Espanyol, que obtuvo una inyección de confianza en el Estadi Municipal de Montilivi en el que era el primer encuentro sin Quique Sánchez Flores, destituido por los malos resultados tan solo dos días antes del partido y sustituido en el banquillo por David Gallego, el hasta ahora entrenador del filial.

Espoleados por una afición que en una enorme pancarta se declaraba «enamorada del Girona, ahora y siempre», los futbolistas de Pablo Machín, conscientes de la necesidad de repetir la victoria obtenida en la primera vuelta en el RCDE Stadium para mantener vivas las aspiraciones de clasificarse para la Europa League, controlaron los tiempos del encuentro desde el silbido inicial.

Con el paso de los minutos, mientras el Espanyol, cómodamente resguardado en su campo, esperaba sus oportunidades para salir al contraataque, el conjunto rojiblanco fue superando las líneas blanquiazules y su juego vertiginoso e intenso empezó a fluir sobre el césped de un Montilivi que presentó la tercera mejor entrada de la temporada.

0 Girona

Bono; Pablo Maffeo, Jonás Ramalho, Bernardo Espinosa (Michael Olunga, m. 66), Juanpe, Johan Mojica; Pere Pons, Àlex Granell (Aleix García, m. 79), Borja García (Aday Benítez, m. 69), Portu; y Cristhian Stuani.

2 Espanyol

Pau López; Javi López, David López, Naldo, Aarón Martín (Dídac Vilà, m. 80); Víctor Sánchez, Carlos Sánchez, Sergi Darder (Esteban Granero, m. 70); Sergio García, Gerard Moreno y José Manuel Jurado (Leo Baptistao, m. 57).

goles
0-1, m. 42: Gerard Moreno. 0-2, m. 55: Gerard Moreno.
árbitro
Javier Alberola Rojas (Colegio castellanomanchego). Amonestó al local Aday Benítez (m. 72) y a los visitantes Carlos Sánchez (m. 37) y Víctor Sánchez (m. 47).
incidencias
Partido correspondiente a la treintaicuatroava jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 12.313 espectadores.

En los primeros compases del derbi, el cuadro gerundense pudo adelantarse en el marcador, pero Borja García, primero, y Portu, después, no estuvieron acertados al culminar dos servicios de córner, esas acciones que el feudo rojiblanco celebra como si fuera un estadio inglés por la enorme cantidad de puntos conseguida este curso gracias a las jugadas de estrategia.

Las ocasiones de los dos mediapuntas fueron el preludio de una de las más claras del Girona en el primer tiempo. En el minuto 31, Juanpe remató solo desde la frontal del área pequeña, pero Pau López desvió el disparo del espigado central canario con una gran parada.

Con todo, a pesar del incontestable dominio de los locales, fue el Espanyol el que, en uno de sus únicos acercamientos con cierto peligro de la primera mitad, abrió el marcador. En el minuto 42, Sergi Darder sirvió una falta desde el perfil izquierdo del ataque blanquiazul y Gerard Moreno, tras un excelente control, conectó un derechazo imparable para Bono.

Sobreponiéndose rápidamente del golpe, el Girona tuvo dos claras oportunidades para empatar antes de que Javier Alberola Rojas decretara el descanso, pero Pau López, el futbolista más destacado del equipo de David Gallego junto a Gerard Moreno, apareció de nuevo para detener un flojo disparo de Portu y un potente cabezazo de Pere Pons.

Los pupilos de Pablo Machín salieron del vestuario decididos a ir a por el empate, y estuvieron a punto de lograrlo en una acción que ni Cristhian Stuani ni Portu, los dos máximos artilleros del cuadro de Montilivi, alcanzaron a rematar, pero el gran ganador del duelo de goleadores volvió a ser Gerard Moreno. En el minuto 55, Sergi Darder se volvió a vestir de asistente y puso un buen pase en profundidad a la espalda de la siempre adelantada defensa rojiblanca para que el '7' blanquiazul se plantara ante Bono y superara su salida con una exquisita vaselina para sumar su gol 14 de la temporada.

Los visitantes incluso pudieron aumentar su ventaja en el minuto 63, pero el arquero del Girona detuvo un mano a mano con Leo Baptistao de forma providencial. Como ya hizo contra el Betis en el último encuentro en Montilivi, Pablo Machín alteró su clásico 3-5-2 para disponer un 4-4-2 con Cristhian Stuani y el keniano Michael Olunga como futbolistas más avanzados con el objetivo de buscar el empate, pero el Girona no pudo anotar ni un solo gol y su sueño de conseguir un billete para la Liga Europa se complica un poco más.

Temas

Girona

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos