Jornada 5

Luces y una gran sombra en el debut de los fichajes como titulares

Arturo Vidal dio la asistencia del primer gol./EFE
Arturo Vidal dio la asistencia del primer gol. / EFE

La roja a Lenglet dejó con diez al equipo y acabó haciendo que Valverde prescindiese de Arthur y Vidal en la segunda mitad

JACOBO CASTROMadrid

El partido ante el Girona fue el escenario elegido por Ernesto Valverde para dar entrada, por primera vez esta temporada, a varios fichajes en el once inicial. Arthur, Arturo Vidal y Clement Lenglet fueron titulares. Los tres empezaron el partido de forma brillante. Sin embargo, un error del central francés en la primera mitad acabó ensombreciendo el debut de sus otros dos compañeros.

Y es que la actuación de Lenglet, el día que debía demostrar estar preparado para jugar en Wembley ante el Tottenham en Champions, condicionó totalmente el partido del Barcelona. El francés empezó el partido sin problemas, mostrando que se desenvuelve bien con mucho espacio a la espalda e incluso se mostró expeditivo en los duelos contra los delanteros del Girona. Sin embargo, minutos antes de su expulsión, empezó a mostrar dudas, perdiendo la marca de Portu, que estuvo a punto de hacer el 1-1 con un balón que sacó Piqué bajo palos. Finalmente, al borde del descanso, en una jugada en la que levantó el codo de manera antinatural, terminó con una expulsión.

El jugar con diez condicionó totalmente el partido de Arthur y Vidal, que fueron los sacrificados por Valverde con el 1-2. En el caso del brasileño, fue el elegido por el técnico para hacer de Rakitic y lo cierto es que cumplió bastante bien con su cometido en la primera parte. Pese a cometer algún error a la hora de desplazarse con el balón en los pies, el ex de Gremio estuvo muy preciso conectando con sus compañeros. Incluso en la segunda parte, en sus últimos minutos, se atrevió a llegar al área, rematando de cabeza a las manos Bonno. Quizás en la presión tras pérdida fue donde más perdido se le vio, sin saber realmente a donde acudir cada vez que el equipo no tenía la pelota.

Una fotocopia del partido del brasileño fue el de Arturo Vidal. El chileno, acostado gran parte del encuentro en el lado derecho del ataque, se mostró muy participativo en el juego, aportando al equipo su fuerza y desgaste en el plano defensivo. El momento álgido de su encuentro llegó con la asistencia a Leo Messi en el primer gol, una jugada que definió lo que es el chileno, que robó un balón en el área por pura lucha para acabar dándosela al genio argentino. Cuando el equipo se quedó con diez, su papel se minimizó y finalmente, acabó siendo sustituído.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos