Fútbol

Primera

Jornada 35

El Madrid B no le pone interés

El Madrid B no le pone interés

El equipo blanco vuelve a mostrar falta de actitud e intensidad en un duelo muy gris en el que el Leganés mereció más

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Con respecto al equipo que tres días antes dio en Múnich un importante paso hacia la final de la Copa de Europa sólo repitió Casemiro, aunque el centrocampista brasileño fue retrasado al centro de la defensa, y con un equipo repleto de no habituales el Real Madrid tuvo demasiadas dificultades para imponerse al Leganés y acercarse, con un partido menos, a un solo punto del Atlético a la espera del encuentro de los rojiblancos en Mendizorroza. Con dos goles protestados por el equipo pepinero, aunque en el primero Bale no estaba en fuera de juego, como tampoco Mayoral en el segundo en el tiempo añadido del primer tiempo, porque Bustinza peinó antes de que rematase el delantero madrileño, acertando el árbitro al rectificar a su asistente y conceder el 2-0, no respondieron como se esperaba de ellos los suplentes de Zinedine Zidane, que nunca se tomaron en serio el trámite. La llamada segunda unidad del Real Madrid puso al final en peligro la victoria, porque con autosuficiencia tras ventaja alcanzada se dejó ir ante un voluntarioso Leganés, que le puso bastante más interés e intensidad a un partido sin alegría, chispa ni actitud de los blancos.

Una vez más, no faltó la apatía del Real Madrid en un choque muy gris en el que el Leganés rozó el empate y mereció más, pero en el que volvió a decidir la pegada de los blancos, con Cristiano Ronaldo fuera de la convocatoria, ya que Zidane decidió darle descanso, al igual que a Sergio Ramos y a Varane, con la mente exclusivamente puesta en la vuelta de semifinales de la Champions el martes en el Bernabéu, que ante el Leganés volvió a asistir a otro ejercicio de juego insulso de los suyos. El Madrid enfadó de nuevo con motivos a su entrenador y a su afición, por su exceso de confianza y desconexión tras adelantarse en el marcador. Volvió Bale al equipo y el galés, deseoso de reivindicarse ante un técnico que no cuenta con él, fue el encargado de despejar el camino hacia un triunfo salpicado de dejadez madridista, aunque sirva para continuar sumando y demostrar, aunque sólo fuese en el marcador, superioridad ante el que fue verdugo de los blancos en la Copa.

2 Real Madrid

Casilla, Achraf, Vallejo, Casemiro, Theo, Bale, Marcos Llorente, Kovacic (Kroos, min. 62) Ceballos, Benzema (Asensio, min. 62) y Mayoral.

1 Leganés

Cuéllar, Zaldua, Bustinza, Siovas, Diego Rico, Rubén Pérez, Gabriel, El Zhar, Brasanac (Naranjo, min. 89), Amrabat (Eraso, min. 89) y Guerrero (Beauvue, min. 62).

GOLES:
1-0, min. 8: Bale; 2-0, min. 45: Mayoral; 2-1, min. 66: Brasanac.
áRBITRO:
Iglesias Villanueva (Gallego). Tarjetas amarillas a Zaldua y roja directa a Gabriel en el minuto 92.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 35ª jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu. 59.900 espectadores.

También regresó Benzema al once, pero el delantero francés, que participó en el primer gol, aunque su disparo rebotó en Zaldua antes de que Bale acertase desde la posición de delantero centro, jugó poco más de una hora, en la que apenas encontró un momento para la reivindicación. El delantero francés continúa negado con el gol, aunque al menos en esta ocasión se libró de una pitada generalizada del Bernabéu. Sin él ya en el campo, los silbidos fueron para el equipo al completo cuando el Leganés recortó distancias y peleó hasta el final por un empate que hubiese hecho más justicia que el sufrido triunfo por la mínima de los madridistas.

Bastante mejor que Benzema estuvo Mayoral, que no sólo estuvo en el sitio y en el momento adecuado en ese gol segundo salpicado de confusión cuando fue anulado en principio por el asistente del colegiado, sino que ofreció sus detalles de calidad en un ataque local siempre espeso. Sin embargo, no sólo estuvo nada fluida la ofensiva de los de Zidane, sino tampoco el medio campo y mucho menos la defensa, donde quedó retratado de nuevo Theo, sobrepasado por Amrabat. En la jugada del tanto del Leganés el lateral izquierdo suplente de Marcelo estuvo totalmente pasivo frente a Amrabat para que el delantero holandés centrase a Brasanac y éste marcase a placer ante Casilla. Nada pudo hacer en ese gol el segundo portero del Madrid, que salvó algún tanto más en un segundo tiempo dominado totalmente por el equipo de Asier Garitano, en el que los locales se desentendieron del balón.

Más información

Ni siquiera cuando el público se echó encima de su equipo, después de que Zidane mostrase durante bastantes fases su indignación con sus jugadores, los blancos reaccionaron, incapaces de mandar y cerrar de forma definitiva el encuentro. Y el Leganés, con el tiempo ya cumplido, se vio golpeado 'in extremis' por el árbitro, cuando El Zhar se disponía a lanzar a portería e Iglesias Villanueva pitó el final, provocando las iras de los pepineros, con roja directa a Gabriel por protestar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos