Primera

Quique Flores, destituido como técnico del Espanyol

Quique Sánchez Flores. /Toni Albir (Efe)
Quique Sánchez Flores. / Toni Albir (Efe)

La entidad ha cesado también al hasta ahora director deportivo, Jordi Lardín, por el mal rendimiento del equipo

COLPISAMADRID

El Espanyol ha anunciado este viernes la destitución de Quique Sánchez Flores como técnico, así como el cese del hasta ahora director deportivo del club, Jordi Lardín, a causa de los malos resultados del equipo, decimosexto en la tabla con 36 puntos.

Así lo ha indicado la entidad perica en un comunicado que hace hincapié en que la decisión ha sido adoptada «con la clara voluntad de afrontar las jornadas restantes de la presente temporada y la preparación del curso deportivo 2018-19 en las mejores condiciones».

Quique Sánchez Flores se convierte así en el duodécimo entrenador relevado esta campaña en Primera División. Se marcha tras escuchar pitos de la grada de Cornellà-El Prat en la derrota del Espanyol ante el Eibar del pasado miércoles. Fue el quinto encuentro consecutivo del equipo sin conocer la victoria y sin siquiera marcar, la tercera peor racha de los últimos 35 años. Una situación que tensionó hasta el límite el club y al propio entrenador, que evidenció lo enrarecido del ambiente al enfrentarse a un periodista durante su última rueda de prensa al acusarle de reírse, por lo que llegó a amenazar con poner fin a su comparecencia de modo abrupto.

El técnico del filial, sustituto interino

David Gallego, que venía desempeñándose como entrenador del filial, tomará de manera interina las riendas del primer equipo. Se estrenará en el banquillo el domingo, en la visita a Montilivi para el encuentro que medirá al Espanyol con el Girona, tras dirigir ya el entrenamiento del sábado.

El Espanyol ha agradecido en el comunicado a Quique Sánchez Flores «su dedicación y trabajo» en las dos temporadas que ha estado en el club en las que, prosigue el texto, «ha sido una figura importante liderando el proyecto desde el banquillo», además de transmitir sus «mejores deseos para con su futuro profesional».

De la misma forma, da las gracias a Jordi Lardín por su labor «como máximo responsable técnico, en primer término, del fútbol base, desde 2012 hasta 2017, y últimamente del primer equipo y el filial masculinos». «Lardín, leyenda de la entidad como futbolista, ha demostrado siempre un compromiso y dedicación a la altura de su sentimiento perico y el RCD Espanyol le quiere agradecer profundamente su aportación durante estos últimos seis años así como desearle los mayores éxitos de ahora en adelante en los ámbitos personal y profesional» agrega la nota.

Óscar Perarnau, actual director general deportivo, asumirá temporalmente las tareas y funciones de Lardín hasta el nombramiento de un nuevo técnico que asuma esta responsabilidad dentro del organigrama del área deportiva blanquiazul.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos