Rubiales descubre un escándalo en la Federación de dos millones de euros

Luis Manuel Rubiales, en una imagen de archivo. / Villarreal

El presidente revela que 155 personas irán invitadas durante siete días a Rusia con todo tipo de lujos con un coste de más de 12.000 euros por persona

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENVillarreal

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), desveló este domingo un escándalo económico que tenían cerrado los anteriores gestores cuando le preguntaron por las primas de la selección en caso de éxito en el Mundial de Rusia. «Tengo un tremendo enfado porque hay un viaje pactado de la anterior directiva (en los meses que actuó la junta gestora, desde enero) para directivos, patrocinadores y familiares que ronda los dos millones de euros. Me parece un despilfarro tremendo. El viaje está cerrado con la agencia y el dinero no se puede devolver. Creo que se debe viajar, invitar a los familiares de los futbolistas, pero organizar unas macrovacaciones de siete-ocho días en hoteles de superlujo (5 estrellas o superior)... La Federación no está para eso. Ahora nos lo vamos a comer con 'papas'», afirmó visiblemente enfadado. Este viaje, que tradicionalmente se ha realizado entre el segundo y tercer partido, supone un gasto de casi 13.000 euros por persona, ya que incluye todo tipo de lujos y la presencia de guías y traductores para poder disfrutar de la estancia en un país como Rusia, donde en muchas zonas no se habla inglés.

Tras las palabras de Rubiales era necesario conocer la versión de Juan Luis Larrea, al que apuntaron los focos, porque el nuevo nuevo presidente de la FEF explicó que había dado un sí verbal, aunque el citado contrato, descubierto dentro de la auditoría externa que se ha encargado a una de las principales firmas del país coincidiendo con su llegada al cargo, se firmó en los meses que la gestora estaba al frente. «Yo no he tomado esa decisión, seguro. Pero sí quiero decir que conozco muchos Mundiales y muchos Europeos y siempre se ha llevado a todos los familiares y sponsors y se ha llevado a mucho más que directivos. Menos mal que dice que es una autorización verbal, y las palabras se las lleva el viento, porque un viaje de dos millones de euros y de 155 personas de vacaciones no se hace así», aseguró Larrea, que indicó que no se puede llevar a los invitados a cualquier hotel: «No les vamos a mandar la pensión Paca».

Hay que apuntar que el gasto medio diario por persona es superior a 1.600 euros. «No esperaba esto, porque ni es un despilfarro ni es nada», afirma Larrea, que concedió cierta normalidad a lo sucedido recordando que era un método habitual de Ángel María Villar en estos torneos, «para agradecer su esfuerzo a las personas que trabajan por el fútbol español». «Se ha hecho desde hace 30 años. Vamos a dejarnos de sorpresas, porque es normal que vayan los familiares de los jugadores», apuntó el presidente de la Federación Guipuzcoana que fue candidato a la presidencia de la FEF, antes de lamentar que Rubiales lo hubiese hecho público sin llamarle. «Este señor debería hablar primero conmigo antes de hablar con los medios. Lo que sé es que hace tres días he recibido una invitación de la FEF para ir a ese viaje con un acompañante y piden una respuesta antes del día 6. Y ahora tengo clarísimo que no voy a ir. Antes lo estaba pensando, porque he ido a todos los Mundiales desde el año 90».

Rubiales reveló este asunto para informar que este gasto afectará a las primas de los jugadores que representarán a España en el Mundial de Rusia. «Se va a tener que hacer, pero debemos llevar otro tipo de política. La orden la hizo Larrea. Fue una orden verbal. Es un viaje para cerca de 155 personas y evidentemente va a afectar a la negociación de las primas de los jugadores para el Mundial. No he podido estar aún con los jugadores. He tenido la agenda muy apretada. Voy a intentar hablar con ellos antes del partido, pero poco, porque tienen que estar concentrados. No me consta que las primas del Mundial estén ya pactadas con los jugadores. No hay mucho margen de negociación», explicó, antes de lamentar que el que fuera su rival en las elecciones siga en la UEFA gracias al cargo que recibió mientras era interino. Larrea, por su parte, defendió su gestión tras la suspensión de Villar: «En los siete meses que he estado gestionando la Federación hemos sido austeros y he ahorrado a la FEF mucho dinero en salarios y otro tipo de cosas y no hemos tomado decisiones importantes para no hipotecar a la casa».

¿Supercopa a partido único?

Además, en la misma comparecencia Luis Rubiales explicó que cuenta con Fernando Hierro como director deportivo, pese a los rumores de que está algo afectado por la salida de Vicente Casado al frente del departamento de márketing, y confirmó que ha sugerido a Javier Tebas la opción de que la Supercopa de España del mes de agosto, que disputará el Barcelona contra el Sevilla pese al doblete azulgrana, se dispute a un solo partido en campo neutral por los problemas de calendario del conjunto andaluz. Tebas, unas horas más tarde, enfrió esa posibilidad y que quiso dejar claro que no tiene intención de cambiar el calendario y se ha remitido a la fecha prevista, el 5 y 12 de agosto, recordando el amistoso que el equipo culé juega el día 4 en San Francisco. «Hasta hoy creía que lo importante son las competiciones oficiales. La Liga es sagrada, no es un kleenex para cambiar las fechas. No vamos a cambiar nuestra competición, el mejor torneo del mundo. Seremos inamovibles. La solución no es aplazar dos partidos», dijo Tebas.

La propuesta de Rubiales era sólo para esta campaña, ya que en la FEF se quiere mantener que las dos aficiones puedan disfrutar del torneo en su estadio sin tener que desplazarse. Hay que recordar que este lío de fechas que afecta tanto al Sevilla, que podría disputar la ida de la tercera eliminatoria que da acceso a la Europa League, como al Barcelona, que tiene cerrada su fecha para la pretemporada en suelo americano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos