Jornada 13

Simeone, un estilo en discusión

Diego Pablo Simeone, durante el Atlético-Barça./Óscar del Pozo (Afp)
Diego Pablo Simeone, durante el Atlético-Barça. / Óscar del Pozo (Afp)

Pese a la incuestionable trascendencia histórica del técnico argentino en el Atlético, cada vez son más las voces que demandan un punto mayor de ambición en sus planteamientos

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El empate 'in extremis' del Barça en un partido que parecía inclinado hacia el lado atlético no sólo ha dejado la sensación de oportunidad perdida entre las filas colchoneras, sino que también ha avivado las voces que ponen en duda el estilo del 'Cholo' Simeone, que tras siete años del técnico argentino en el banquillo rojiblanco forma parte del ADN de un equipo acostumbrado al éxito a través de la lucha, el empuje y el pragmatismo. La llegada a la plantilla de futbolistas de la calidad de Lemar, Gelson o Vitolo y la continuidad de un coloso del fútbol actual como Griezmann hacen pensar si la concentración de talento de la actual plantilla atlética no da para mostrar planteamientos más ambiciosos en determinados partidos.

«Nosotros competimos desde hace siete años de la misma manera y es difícil que nos cambien. Intentamos, y nos gustaría, a partir del robo de la pelota, tener transiciones más rápidas y aprovechar mejor los contragolpes y trabajamos en consecuencia de eso. Está claro que nuestra fortaleza sigue siendo la que nos identifica en cada partido que jugamos», señaló Simeone en la rueda de prensa posterior al partido, fiel a una hoja de ruta que le ha llevado a dos finales de Champions, un título de Liga, uno de Copa y dos Europa Leagues entre otros muchos éxitos como director de orquesta a la ribera del Manzanares y ahora en San Blas.

Los resultados respaldan al argentino, que una temporada más pelea por todo, con el equipo virtualmente clasificado para los octavos de la Champions y a un sólo punto del Barça y cuatro por encima del Madrid en Liga. No obstante, el escaso protagonismo de Griezmann, Costa, Lemar o Correa en muchos partidos invita al debate sobre si está suficientemente aprovechado todo su fútbol o viven demasiado pendientes de la presión, el derroche físico y el trabajo defensivo. En este caso, los números también son claros. Entre los cuatro grandes pilares ofensivos del ataque colchonero suman 8 goles en Liga y un total de 14 teniendo en cuenta todas las competiciones oficiales, un botín que se antoja escaso. En mayor medida teniendo en cuenta que Kalinic, Vitolo y Gelson no se han estrenado en competición liguera y que sólo el portugués ha visto puerta en toda la temporada con su gol al Sant Andreu en Copa del Rey.

Este mejorable balance ofensivo se compensa ampliamente con una gran defensa, ese ámbito donde el Atlético del 'Cholo' se desenvuelve cual pez en el agua. Jan Oblak camina firmemente hacia su cuarto Trofeo Zamora consecutivo, con sólo 9 goles encajados tras 13 jornadas y a pesar de las bajas que están asolando la zaga atlética. En cualquier caso, ya sea por el tedio del paso del tiempo o por un crecimiento económico y deportivo que ya permite mirar de tú a tú a Barça y Madrid, lo cierto es que la afición colchonera demanda un punto de ambición más.

 

Fotos

Vídeos