Jornada 32

Un goleador sin actitud de revancha

Fernando Torres agradece los aplausos del Metropolitano. /Sergio Pérez (Reuters)
Fernando Torres agradece los aplausos del Metropolitano. / Sergio Pérez (Reuters)

Fernando Torres comparece para redondear la victoria ante el Levante en una tarde festiva en el Metropolitano

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

En una jornada soleada después de semanas de lluvia, miles de niños se acercaron hasta el Metropolitano para ver al Atlético ante el Levante. Era su día. 40 de ellos estuvieron incluso en el palco de autoridades. Eso sí, el niño del que estaban pendientes todos en el coliseo rojiblanco -lleno tras colgar el no hay billetes hace días- era uno ya talludito: Fernando José Torres Sanz. De 34 años pero sentimiento atlético contrastado desde benjamín.

Una vez confirmada su salida a final de temporada, la afición del Atlético desea exprimir los últimos momentos con ese chico que apareció como faro en los momentos más oscuros del equipo y ha representado como nadie el sentimiento de un club incluso cuando estaba jugando en el extranjero. No estaba en el once pese a que Simeone salió con tres atacantes: Correa, Griezmann y Gameiro. 'Fernando Torres, de niño a leyenda'. Salió a dar las gracias desde el banquillo.

Se le vio risueño todo el día, mucho antes incluso de marcar el 3-0 final. No tiene actitud de revancha Torres, sino ganas de exprimir sus últimos ratos con la rojiblanca. Se repartieron los aplausos en la alineación local, anunciada como siempre con 'Thunderstruck' de AC/DC pero esta vez sin juego de luces.

Más información

El estadio rugió varias veces, primero con el gol de Correa, en el que la defensa del Levante estuvo muy blanda permitiendo al argentino controlar y driblar en el area antes de golpear, y más tarde con un penalti no señalado tras un mano a mano de Griezmann con Oier. El francés no quiso hacer como en Lisboa, donde marró sus dos disparos, y optó por driblar al meta que no pareció tocar al francés en su carrera. Gil Manzano, que en menos de una semana volverá al Wanda Metropolitano para dirigir la final de Copa, mostró amarilla al punta.

Cánticos a todos los mitos

En el descanso, después de una pitada al arbitro extremeño pese a que pareció haber acertado en la acción del posible penalti, se quedaron peloteando los canteranos Olabe, Agüero... y Torres junto a Giménez.

Al regresar de la caseta sonó 'Come on!', el tema de The Hives para motivar a los rojiblancos y pareció funcionar. A los cuatros minutos, Koke buscó la internada de Vrsaljko y el pase al corazón del área lo enganchó con la derecha casi a la escuadra Antoine Griezmann. Golazo para consolidarse como el segundo mejor goleador de 2018 con 14 tantos, igualando a Messi y a 5 de Cristiano.

«Espero que no sea mi último gol, ni mi último partido»

Fernando Torres agradeció el cariño que recibió de su afición en el Wanda Metropolitano tras anunciar que abandonará el club a final de temporada, y deseó que su gol marcado no sea el último de su vida profesional de rojiblanco ni el partido ante el Levante el último.

«Para mí, cada partido hasta el final va a ser una fiesta. Se ha visto cómo se vuelcan los aficionados, es un aliciente más, esperemos que no sea el último gol de la temporada, ni mi último partido. Voy a luchar por estar en el once titular y seguir marcando goles hasta el último partido», aseguró en BeIN Sports.

Fernando Torres analizó el triunfo sobre el Levante (3-0), con la satisfacción de un buen resultado que da moral al equipo de Diego Simeone. «Estamos contentos. La mejor manera de preparar lo que viene es ganar, como siempre hemos hecho los últimos años. Felices de jugar en casa ante nuestra gente en un día especial para todos los niños, con un buen resultado. El equipo ha hecho un buen partido en todos los aspectos».

El delantero rojiblanco opinó sobre la acción que le costó la cartulina amarilla a Antoine Griezmann, al interpretar el colegiado que se dejó caer dentro del área del Levante. «Ahora lo veremos, desde el banquillo estaba lejos pero es la típica jugada ante el portero en la que no te queda otra que regatearle y un choque seguro que hay. Existe contacto pero el árbitro tiene que determinar si es penalti o no, pero nunca tarjeta. El contacto ha existido, por suerte no lo hemos tenido que necesitar por los tres puntos», remachó.

La grada con 2-0 se puso a cantar 'Fernando Torres', como petición a un Simeone al que también jalearon y devolvió con un aplauso el apoyo. El asunto, teniendo en cuenta los números del Atlético como local, estaba medio resuelto con 40 minutos por delante. Faltaba por saber cuándo aparecía el ídolo en el césped. Tuvo que esperar casi tres minutos listo en la banda porque no salía la pelota fuera. Tuvo más de media hora después de comparecer bajo una atronadora ovación por Griezmann, que con goles ha solucionado su relación con la hinchada. Con el Niño de todos en el campo se recordó a Luis Aragonés y se jaleó la comparecencia del capitán Gabi por Koke. Viendo que en el césped tampoco el Levante, pese a ponerle corazón, inquietaba a Oblak hubo cánticos para héroes de la era Simeone como Falcao o Miranda.

Y entonces llegó el deseado y esperado gol de Torres. Fue Correa el que llegó hasta la línea de fondo y puso atrás la bola hacia atrás donde el '9' incorporándose desde atrás la cruzó a la red. La grada gritó Torres cuando el 'speaker' nombraba Fernando esperando una respuesta. No había mejor regalo para los niños presentes en el estadio que un gol del hombre referencia, del niño que ahora ya es leyenda.

 

Fotos

Vídeos