Fase de ascenso a Segunda

El Mirandés confía en Anduva para conseguir el ascenso a Segunda

Peláez, abrazado por sus compañeros, fue el último goleador del Mirandés en la Liga/Avelino Gómez/El Correo
Peláez, abrazado por sus compañeros, fue el último goleador del Mirandés en la Liga / Avelino Gómez/El Correo

Después de una semana marcada por la polémica entre ambos clubes, llega la hora de la verdad | El Mirandés tiene que remontar el 3-1 de la ida si quiere superar al Mallorca

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

No lo tienen nada fácil, pero ni mucho menos está todo perdido. El favorable resultado del partido de ida conseguido por el Mallorca (3-1) hace que el Mirandés recurra a la heróica para conseguir el ascenso a Segunda División. Los hombres de Pablo Alfaro están confiados en que con mucho sacrificio y las 6.000 gargantas mirandesas que les apoyarán en Anduva conseguirán reconducir la eliminatoria y retornar a la categoría de plata del fútbol español sólo una temporada más tarde.

La previa

CD Mirandés:
Limones; Paris Adot, Prieto, Melli, Kijera; Undabarrena, Rúper, Llorente; Yanis, Cervero y Borja.
RCD Mallorca:
Manolo Reina; Sastre, Raíllo, Xisco, Bonilla; Pedraza, Salva Sevilla; Aridai, Álex López, Lago Junior y Abdón Prats.
Árbitro:
Galech Apezteguía (Colegio Navarro).
Estadio:
Anduva.
día y hora:
Domingo, 17:30 horas.

Pero para eso deberán de salir muy bien las cosas. El Mallorca dio muestras de su pegada en el partido de ida y ese el mayor peligro para un equipo que en varios partidos de esta temporada ha flaqueado. Un 2-0 sería un resultado perfecto para los rojillos, aunque para eso hay que conseguir neutralizar a Lago Junior y Abdón Prats, los peligrosos arietes del Mallorca.

La renta es posible de conseguir. Y es que un total de doce partidos de liga son los que concluyeron con dos o más tantos de los rojillos; casi un tercio de los que se jugaron. Ante el Barakaldo, el Lealtad, el Arenas, el Caudal y Osasuna B firmó dos tantos en casa; tres marcó en Miranda al Tudelano y cuatro al Vitoria y el Izarra.

Por contra, el Mallorca, que lideró durante toda la campaña su grupo de Segunda B, cosechó sus peores resultados cuando jugó lejos de Palma. Acumuló, en total, cinco derrotas en su competición y cuatro las contabilizó cuando le tocó actuar como equipo visitante.

Así las cosas, el Mirandés-Mallorca de este domingo a las 17:30 horas será un partido de máxima tensión en el que el premio es muy importante, pero tras el que no se acaba el mundo. En caso de derrota, cualquiera de los dos equipos caerá a la fase de playoff convencional y deberán de superar dos eliminatorias para conseguir el ascenso.

Por suerte, el técnico rojillo, Pablo Alfaro dispone de todos sus efectivos para hacer frente al partido más importante de la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos