«Buenas sensaciones» para calmar a los agoreros

Entrenamiento de la selección española este lunes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Efe I Atlas

La selección, pese al 'déjà vu' ante Suiza a la hora de finalizar las ocasiones, confía en la idoneidad del plan, aunque los tres delanteros no marcaron

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«El equipo transmite buenas sensaciones, lo que vale es cuando empiece el Mundial pero estamos en el buen camino. El juego ha sido muy bueno, hemos creado ocasiones pero no ha faltado el gol. Hay jugadores de sobra para poder conseguirlos. Seguro que en el Mundial van a entrar. Si tenemos que fallar mejor hacerlo en un amistoso que en el Mundial, en una competición tan exigente. Somos una selección competitiva y hay que sacar una lectura positiva aunque nos hubiese gustado volver a ganar. Llevamos una semana de preparación y ahora llega la hora de la verdad. A partir de Portugal es cuando empieza lo bueno. Confiamos en esta selección, confiamos en el míster y en lo que nos dice», explicaba con una media sonrisa a los medios escritos Jordi Alba.

Julen Lopetegui se mostró muy analítico como siempre tras el duelo en Villarreal. Nunca pierde esa línea y esta vez su discurso pareció optimista... cuando hace un par de meses le acusaron de agua fiestas por desinflar la euforia posterior al 6-1 ante Argentina. Sacó conclusiones positivas a lo visto ante una rocosa Suiza, sabe que su equipo ofreció ratos de buen juego, que dispuso de ocasiones pero no las concretó. «No tuvimos fortuna de cara a gol, pero sí ocasiones e intensidad, que es lo más positivo. Habrá días que aprovechemos la mitad de ocasiones, pero el equipo ha hecho muchas cosas bien ante un rival complicado», destacó el seleccionador nacional, orgulloso de «generar muchas ocasiones sin que el rival las genere. Hemos generado mucho y concedido poco».

Al margen del resultado, que mantiene su racha sin caer a sólo seis de la histórica de Luis Aragonés (estuvo 25 partidos sin caer desde su estreno y para conseguirlo España tendría que acceder al menos hasta semifinales. ), Lopetegui quiso extraer una lectura optimista del penúltimo amistoso previo a Rusia. «Hemos tenido un nivel muy alto, con presión en campo contrario, hemos sido acreedores del triunfo pero no ha podido ser por detalles y el Mundial va a ser eso» dijo sin ocultar algunos errores a corregir: «En la primera parte no ajustamos las cosas bien, pero en una semana, sin lesionados, hay muchas cosas positivas y seguimos trabajando. Ahora tenemos que plasmar la superioridad en el marcador».

Arropan a De Gea

Además, hace una defensa de todos sus jugadores y considera que «la mayoría han salido reforzados». No quiso evitar hablar del gol encajado y le hizo una defensa de David de Gea pese a su error en La Cerámica: «No hay que darle más importancia, él sabe y yo también que nos sacará adelante varios partidos. Son cosas que pueden pasar». Lo mismo hicieron sus compañeros. En privado y en público. «Todos podemos tener un mal día pero aquí confiamos en todos, esto es un equipo», apuntó Jordi Alba y también Andrés Iniesta, al que lo visto en Villarreal le recordó un poco el estreno mundialista de 2010: ser superior al rival y encajar un gol desafortunado por un error del portero. «Lo pasado, pasado está. Hay que centrarse en lo que viene y ahora mismo lo que tenemos por delante es muy bonito. Vamos a por el Mundial que es un reto muy grande», explicó el manchego, que en su último partido en suelo español con la selección emocionó a los aficionados... y también a su compañero Álvaro Odriozola. «Que te venga Iniesta y te diga 'vaya golazo' es algo que me llevo ya a la tumba», desveló el realista. «Estoy muy feliz de poder haber ayudado al equipo con un gol, creo que nos vamos con muy buenas sensaciones de cara al Mundial».

Podría ser titular ante Portugal por la lesión de Carvajal y dejó claro que no le tiene miedo a nada. «Yo tengo que estar preparado, trato de devolverle la confianza al míster al haberme incluido en la lista de 23. Por mis cualidades me sumo mucho al ataque, pero no creo que sea así, soy defensa, mi primer deber es defender y lo tengo muy interiorizado». Tiene un rol similar al de Jordi Alba, que no quiere presionarle. «Es joven y nos aporta mucho. Tenemos cosas parecidas, aunque no me gusta compararme con nadie. Para el juego de la selección, sus idas y venidas son peligro importante».

La irrupción de Odriozola

El grupo está concienciado de que hay aspectos a mejorar y que no se puede llegar henchidos por llevar 19 partidos sin ser derrotados: 13 victorias y 6 empates, con 60 goles a favor y 13 en contra. Este registro es la mejor racha vigente sin perder de cualquier selección del mundo y la mejor de España desde 1951. Pero a Brasil también se llegó con una gran racha... que se quebró de golpe. «Fue un Mundial extraño, llegamos como campeones y quedamos fuera en los primeros partidos. Desde que acabó el Mundial de Brasil personalmente tenía en mente luchar por el siguiente y resarcirnos para acabar mejor», explicó un César Azpilicueta que fue piropeado por Lopetegui tras el partido y que, como el resto, quiso eliminar negatividades por el empate.

Cada vez que España no ganó un partido de preparación para la Copa del Mundo España ni siquiera llegó a la barrera psicológica de los cuartos de final, rota en 2010. La Roja fue eliminada en la fase de grupos de 1966 y 1978 y solo duró una ronda más en 2006: derrota en octavos ante Francia. «Estamos muy bien, desde la Euro nos preparamos para llegar lo mejor posible y veo al equipo mentalizado. Tenemos mucha ilusión, es la hora de la verdad. Tiene que salir todo perfecto. Los pequeños detalles marcan los resultados. Ya se vio en 2010», dijo el navarro.

Mentalizados e «ilusionados»

Thiago Alcántara también quiso incidir en los aspectos positivos que dejó el choque, en el que actuó supliendo a un Sergio Busquets que no pudo jugar por uña gastroenteritis pero ya está recuperado. «Tenemos mucha calidad, ilusión y hambre, esto tiene muy buena pinta. Con más preparación física estaremos a tope para luchar los tres primeros partidos», aventuró. Ese argumento también lo usó Alba: «Físicamente nos encontramos bien, hemos podido descansar una semanita y quieras o no se agradece. Ahora con las pilas puestas para un Mundial que todo el mundo llega muy ilusionado».

Creen en el cuerpo técnico que es importante alejarse un poco para ganar perspectiva ya que los rivales están muy convencidos del nivel de España. «Es una de las favoritas para ganar el Mundial. España es siempre un equipo muy fuerte que puede ganar el Mundial. Tiene jugadores muy fuertes», apuntó el autor del gol del empate de Suiza, Ricardo Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos