Las lágrimas de Son: la eliminación de Corea del Sur le obligaría a dejar el fútbol para hacer la mili

Son llora desconsolado tras el partido./EFE
Son llora desconsolado tras el partido. / EFE

Las autoridades del país asiático prometieron a su combinado nacional eximirles del servicio militar obligatorio de dos años si pasaban de la fase de grupos en Rusia

GABRIEL CUESTA

Sonaba el himno protocolario de Corea de Sur en Rostov antes del partido contra México el pasado sábado. La mayoría de los jugadores asiáticos, nueve de ellos, cantaban su letra abrazados. Dos de ellos, sin embargo, seguirán el compás llevándose la mano a la cabeza. Era el saludo castrense porque ambos se encuentran en pleno servicio militar. El Mundial para ellos es un paréntesis antes de completar su adiestramiento.

Para el resto de sus compañeros la Copa del Mundo no es un parón, es su posible salvación. Y su estrella Heung-Min Son fue consciente de que se le escapaba su gran oportunidad tras la derrota ante México. Las lágrimas recorrían su rostro. Porque ve más lejos poder esquivar el servicio militar obligatorio de dos años en Corea del Sur.

La ley del Estado asiático obliga a este adiestramiento a los varones antes de cumplir los 28. Son soplará 26 velas a principios de julio. ¿El motivo de su llanto? Las autoridades de su país prometieron a sus futbolistas que no tendrían que hacer la mili si sorteaban la fase de grupos del Mundial. Sería toda una carambola. Porque están obligados a ganar por dos goles como mínimo a Alemania en el último partido y esperar a que Suecia pierda ante México. Tienen pie y medio fuera. Solo un milagro salvaría al combinado asiático.

Lo sabe su estrella, pilar del Tottenham inglés de Pochettino y uno de los jugadores más valorados de la Premier. Sería un frenazo en toda regla en la carrera futbolística de Son. En el momento en que vive sus años dorados. Sin ir más lejos, esta temporada ha anotado 18 goles con los Spurs y tiene contrato hasta 2020.

Una última oportunidad

Aún hay esperanza para Son. Si Corea del Sur queda eliminada, el futbolista tendrá un último salvavidas al que aferrarse. Las leyes surcoreanas señalan que los deportistas que se cuelguen una medalla en los Juegos Olímpicos o el oro en los Juegos Asiáticos también están exentos de hacer la mili. Y justo estos últimos se disputan entre el 18 de agosto y el 2 de septiembre.

En la cabeza del actual combinado asiático está la hazaña de sus compatriotas surcoreanos en el Mundial de 2002 de Corea y Japón. Corea del Sur alcanzó en aquella edición las semifinales, donde cayeron ante Alemania con un gol de Ballack. Aquel éxito hizo que se eximiera a aquella plantilla del servicio militar. Un antecedente que seguro que el desconsolado Son tenía muy presente antes de comenzar la Copa del Mundo de Rusia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos