Fútbol Internacional

El Parma, sancionado por intentar amañar un partido

Los jugadores del Parma celebran el ascenso./EFE
Los jugadores del Parma celebran el ascenso. / EFE

El conjunto italiano comenzará la temporada de su vuelta a la Serie A con cinco puntos de penalización y sin poder contar con su delantero Calaió durante las dos próximas temporadas

COLPISAMadrid

El Parma regresará en la temporada 2018/19 a la Serie A. El conjunto parmesano, que gozó de grandes éxitos en los 90 y se refundó en 2015 tras entrar en bancarrota, consiguió la proeza de volver a la máxima categoría del futbol italiano en cuatro temporadas, tras debutar en la Serie D, cuarta división del fútbol italiano, en el verano de 2015. Sin embargo, su proeza se vió empañada este lunes por la decisión del Tribunal Nacional (TFN) de la Federación de Fútbol italiana (FIGC), que sancionó al conjunto del norte de Italia con 5 puntos de penalización en la tabla y la inhabilitacion de Calaiò, unos de sus jugadores, en los próximos dos años. El motivo, el supuesto amaño de un partido

Todo ocurrió en el último partido de la temporada 2017/2018 en la Serie B, donde el Parma debía vencer al Spezia y esperar que el Frosinone no ganse al Foggia para poder lograr la segunda plaza de la tabla, que supondría el ascenso directo a Serie A. Según las investigaciones, Emmanuele Calaiò, jugador parmesano, envió varios mensajes a un excompañero del Spezia en el que le pedía que no «jugase al máximo» en ese último partido. Finalmente, el Parma se impuso por 2-0 y logró el ascenso, ya que el Frosinone empató, Tras el partido, muchos aficionados del Spezia se mostraron enfadados con sus jugadores y, especialmente, con Alberto Gilardino, exinternacional italiano y exjugador del Parma, que falló un penalti lanzándolo muy por encima de la portería cuando el resultado era de 1-0 en contra.

El TFN sostuvo en su sentencia que los mensajes de Calaio, en los que pedía, por ejemplo, a su excompañero Fabio De Col no realizar faltas duras contra él constituyeron un acto ilegal, violando el artículo 7 del Código de Justicia Deportiva de la FIGC. «Es irrelevante el hecho de que éste (Calaiò) haya podido referirse únicamente a su propia seguridad física. La petición de evitar intervenciones de juego, si aceptada, puede considerarse idónea, al menos a nivel de tentativa, para alterar el desarrollo del partido», afirmó en su decisión el TFN.

Por todo esto, el Parma jugará en Serie A, pero comenzará con una desventaja con respecto a sus rivales. Además, no podrá contar con Calaiò, su mejor delantero, que tendrá que abonar una multa de 200.000 euros y no podrá jugar hasta el inicio de la temporada 2020/21. La reacción del club parmesano no se hizo esperar, calificando la condena como «injusta e ilógica» y asegurando que «tras asumirla con gran amargura» presentará «rapidamente» un recurso ante la Corte Federal de Apelación de la Federación italiana.

Temas

Italia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos