Sancionan con 6.000 euros y dos años sin ir a campos a padres por una pelea en un partido de infantil

Un momento de la pelea. /@AROJIBLANCO9
Un momento de la pelea. / @AROJIBLANCO9

Según testigos presenciales, se desencadenó cuando la madre de un jugador recriminó una acción ocurrida en el transcurso del choque a otra madre de un rival

EFEMurcia

Los padres de jugadores que se pelearon en la grada del campo Los Marques de la pedanía murciana de Beniaján el 24 de noviembre al término de un partido de infantiles han sido sancionados con una suspensión de dos años sin acceder a recintos deportivos y con seis mil euros de multa, tal y como ha anunciado la Delegación del Gobierno en la Región de Murcia.

Estas multas ejemplares son la consecuencia de la bochornosa imagen que ofrecieron aquellos padres que se enzarzaron en una trifulca a base de puñetazos, patadas y empujones justo al acabar el encuentro entre los equipos infantiles del Beniaján Club de Fútbol y la Asociación Deportiva Municipal de Lorquí.

Aquellos hechos, acaecidos ante niños de 12 y 13 años que no pudieron evitar los llantos por lo que estaban haciendo sus padres, fueron difundidos a través de un vídeo colgado en las redes sociales en el que se recogía la pelea desde su inicio y durante más de un minuto.

La trifulca comenzó en un sector de la grada, a escasos metros del terreno de juego, y pronto se vieron involucradas varias personas, a las que se sumaron otras y también algunas más que intervinieron para separar a quienes se golpeaban en presencia de sus hijos.

Según testigos presenciales, todo se desencadenó justo al acabar el partido, cuando la madre de un jugador recriminó una acción ocurrida en el transcurso del choque a otra madre de un rival y eso generó una discusión a la que se unieron las parejas y de las palabras se pasó a las manos.

Los clubes cuyos equipos disputaron el encuentro se refirieron a este episodio de violencia con sendos comunicados colgados en Twitter, en los que critican la actitud de quienes lo provocaron y los que intervinieron en la pelea.

Mientras, la Federación de Fútbol de la Región de Murcia (FFRM), que calificó la pelea como «lamentable, bochornosa e inaceptable» tomó cartas en el asunto citando a representantes de ambos clubes e indicando que el asunto debería tener consecuencias hasta el punto de que trasladó este suceso a la Fiscalía.

Casi un mes después ha sido la Delegación del Gobierno la que ha anunciado las sanciones. En ese sentido, el delegado Diego Conesa ha señalado que se han impuesto multas de seis mil euros y la imposibilidad de ver espectáculos deportivos in situ durante dos años a los tristes protagonistas de esta historia que tiene que ver con la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

«En una sociedad avanzada el deporte es un actor fundamental para la difusión de los mejores valores de la condición humana y el ejemplo que se dio en ese campo de fútbol se tiene que reprobar. Y una demostración más de que la Administración del Estado y la normativa funciona es esta sanción», ha apuntado Conesa al informar del inicio del procedimiento sancionador contra un número no precisado de personas que podrán recurrir a la justicia ordinaria presentando un recurso contencioso-administrativo.

Temas

Twitter
 

Fotos

Vídeos