España, la selección más completa del Europeo sub-21

Fabián Ruiz celebra su gol a Polonia./Alfio Guarise (EFE)
Fabián Ruiz celebra su gol a Polonia. / Alfio Guarise (EFE)

Domina el apartado de posesión de balón y roza el liderato en pases, efectividad de los mismos y goles, con Ceballos como hombre fuerte

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Aunque el fútbol es tradicionalmente menos amigo de la estadística que otros deportes como el baloncesto, a través de los números se puede explicar el rendimiento de un equipo en un campeonato. Es el caso de la selección española sub-21, que pese a comenzar el Europeo de la categoría con una derrota ante Italia, enderezó el rumbo con victoria frente a Bélgica y goleada a Polonia para asegurar el primer puesto del grupo y con ello el acceso a las semifinales del torneo y el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio.

El equipo dirigido por Luis de la Fuente domina el apartado de la posesión de balón, un símbolo de su estilo de juego, con una media de un 61% del control de la pelota a lo largo de sus tres partidos, nada más y nada menos que cinco puntos porcentuales por delante de Inglaterra, Francia e Italia, sus más inmediatas perseguidoras en este sentido con un 56%. Al control del balón se une además la capacidad de pase, pues sólo Italia ha dado más en sus tres partidos de la fase de grupos (66) que España (65), con Rumanía e Inglaterra a una distancia sideral con 39, pero además la selección española sub-21 acompaña la cantidad con la calidad, pues presenta un 89% de acierto a la hora de dar sus pases, sólo por detrás de Inglaterra (90%).

Ya en cuanto a la faceta goleadora, España se disparó hasta los ocho tantos a favor después de su 'manita' a los polacos y aunque se echa en falta algún tanto más de los hombres de ataque, la aportación coral de hasta seis futbolistas diferentes habla bien de la fuerza de la selección española como conjunto. Así, Dani Ceballos y Pablo Fornals, por partida doble, y Fabián Ruiz, Dani Olmo, Mikel Oyarzabal y Borja Mayoral, en una ocasión cada uno, ya han conseguido perforar las redes rivales. En cualquier caso, si hay un nombre que brilla con luz propia en el torneo ese es el de Ceballos, que en plena vía de salida del Real Madrid pugna por repetir como mejor jugador del Europeo sub-21, un galardón que ya logró en 2017. En este torneo suma ya el par de goles citados, dos asistencias que lo sitúan entre los mejores en este aspecto del juego y un total de 230 pases completados, a uno del inglés Fikayo Tomori, el mejor del campeonato.

Si a todos estos argumentos se le une el hecho de que al final la selección española logró cerrar un partido con la puerta a cero frente a los polacos, algo que no fue posible frente a italianos y belgas, todo invita a pensar que la selección más completa hasta el momento en el Europeo tiene motivos sólidos para soñar con el quinto título de su historia.