Documento estratégico

La UEFA prepara un «impuesto de lujo» para los clubes

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. /Yannis Kolesidis (Efe)
Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. / Yannis Kolesidis (Efe)

El objetivo es mantener el equilibrio competitivo gravando a aquellas entidades que gasten más de lo debido

COLPISA / AFPLAUSANA

El presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, ha remarcado este viernes que antes la institución "no tenía estrategia" y ha anunciado la creación de un "impuesto de lujo" para mantener el equilibrio entre los clubes.

"Preparamos un documento estratégico muy importante para el futuro. Porque, y tal vez les sorprenda, la UEFA no tenía en el pasado ninguna estrategia concreta", explica Ceferin en una entrevista difundida por' La Tribune de Genève' y '24 Heures'.

Para el sucesor del francés Michel Platini al frente de la UEFA, el problema más importante del fútbol moderno es "el equilibrio competitivo entre los equipos". "Hay que mantener a toda costa la situación actual en la que cada equipo puede entrar en las competiciones. El sueño debe permanecer vivo", explica el esloveno.

La UEFA adoptó una reforma de la Liga de Campeones que garantiza plazas en la competición a los cuatro primeros clasificados de las cuatro principales ligas, una reforma que suscitó muchas críticas por parte de los campeonatos y de los clubes menos poderosos. Así, para mantener el equilibrio entre clubes "imaginamos un 'impuesto de lujo'", revela Ceferin. "Si un club gasta más de lo que debe, pagará un impuesto sobre la diferencia. No es un impuesto para el gobierno, sino para la UEFA. Todavía debemos decidir cómo redistribuiremos este dinero", ha apuntado. Algunas medidas se aplicarán "tal vez a partir de la próxima temporada", ha precisado el jefe del fútbol europeo.

Ceferin quiere limitar también el número de contratos y de préstamos de jugadores en cada club. "Los clubes más ricos pueden comprar a todo el mundo, lo que debilita a los otros equipos", afirma. "Vamos a decidir o bien limitar el número de préstamos, o prohibirlos. Está además la aberración del número de jugadores con contrato. Por ejemplo, ¡un club italiano tiene 103! Ahí también podemos fijar límites", agrega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos