Burgos, referente nacional en kempo

Lorena de la Fuente ha recibido hoy a Sandra Ajates y Pablo Lozano./CLR
Lorena de la Fuente ha recibido hoy a Sandra Ajates y Pablo Lozano. / CLR

La concejala de Deportes, Lorena de la Fuente, recibe en el Ayuntamiento a Sandra Ajates y Pablo Lozano, dos de los máximos exponentes de este arte marcial en España

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A diferencia de 'hermanos' como el kárate o el judo, el kempo es un arte marcial casi desconocido por el gran público que, espo sí, poco a poco va ocupando el espacio que se merece. Y lo está haciendo gracias, en parte, a campeones como los burgaleses Sandra Ajates y Pablo Lozano, dos de los referentes nacionales en este deporte, quienes han sido recibidos hoy institucionalmente por la concejala de deportes, Lorena de la Fuente.

Entre los dos suman una auténtica retahíla de reconocimientos y galardones nacionales e internacionales. Unos galardones que, además, han proliferado desde el año pasado. Y es que, según ha explicado Julio Estébanez, entrenador de ambos y director regional de kenpo en Castilla y León, la inclusión de esta modalidad dentro de la Federación Española de Kárate ha supuesto un auténtico revulsivo. «El año pasado hubo un salto cuantitativo y cualitativo», ya que la inclusión del kempo en el calendario federativo «generó la formación de una selección nacional». Y los resultados, asegura, no han tardado en llegar.

Para muestra un botón. Solo Ajates y Lozano se llevaron a casa siete medallas en el último campeonato del Mundo, celebrado en Albufeira (Portugal) en abril de 2017. Esas medallas se suman a las obtenidas por ambos en el campeonato de España y las conseguidas por Ajates en el campeonato de Europa celebrado en Bucarest (Rumanía) en octubre del año pasado.

Se trata, en todo caso, de reconocimientos obtenidos a través del esfuerzo y la dedicación. Y la vocación, por cierto. Y es que, Ajates lleva practicando kempo «desde los 4 años». Ahora tiene 27 y es una auténtica referencia nacional. Algo más tarde se interesó por esta modalidad Lozano, cuya evolución, sin embargo, ha sido vertiginosa.

Ambos son, sin duda, dos ejemplos para los más jóvenes, a quienes animan a «practicar artes marciales». La experiencia lo vale.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos