El UBU Colina Clinic cierra la primera vuelta con derrota

El UBU Colina Clinic cierra la primera vuelta con derrota

El cuadro burgalés cae derrotado ante el Complutense Cisneros tras un mal inicio de la segunda parte

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

No pudo ser. El UBU Colina Clinic cerró hoy la primera vuelta del campeonato liguero con una derrota (30-24) frente al Complutense Cisneros que refleja a la perfección lo vivido en el Central de la Ciudad Universitaria de Madrid. La buena noticia es que el cuadro gualdinegro consiguió sumar un punto gracias al bonus defensivo.

Una mala salida en la segunda parte condenó a los burgaleses, que a pesar de recortar diferencias y avivar la llama de la esperanza de la remontada en los últimos compases, se quedaron con la miel en los labios frente a un buen rival, que supo defender el resultado.

30 Complutense Cisneros

Espinos (Lemos Costa, min.62), Vallejo (Cauche, min.62), Gross (Pellizzari, min.18), Martín Fernández (Lay, min.67), Jorge González, Mendoza (Arnedo, min.76), Florea (Molina, min.57), Del Valle, Sayal, Norton, Soriano, Jenkins, Hipólito Pérez (Escario, min.62), Gorrotxategi y Stewart.

24 UBU Colina Clinic

Van Den Berg (Pedro González, min.50), Fuente (Carvajales, min.59), Pisapia (Caballero (min.76), Guido, Ascroft-Leigh, Snyman, Aristemuño, Talalei África, min.63), Herreros (Rocamán, min.46), Calle (Masuyama, min.48), Salas, Facundo López (Camarero, min.71), Bianco, Kleynhans y Doolan.

Árbitro:
Marc Riera.
Tanteo:
0-5 (ensayo de Van Den Berg); 0-7 (transformación de Calle); 3-7 (golpe de castigo de Norton); 3-12 (ensayo de Herreros); 3-14 (transformación de Calle); 8-14 (ensayo de Mendoza); 10-14 (transformación de Norton); 13-14 (golpe de castigo de Norton); 18-14 (ensayo de Soriano); 20-14 (transformación de Norton); 23-14 (golpe de castigo de Norton); 23-17 (golpe de castigo de Doolan); 28-17 (ensayo de Gorrotxategi); 30-17 (transformación de Norton); 30-22 (ensayo de Snyman); 30-24 (transformación de Doolan).)
Incidencias:
Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Heineken de rugby disputado en el Central de la Ciudad Universitaria de Madrid.

Ya en los primeros compases, el Cisneros dio muestras de su potencial, encerrando al cuadro burgalés en zona peligrosa a base de pelea y empuje. Sin embargo, el conjunto madrileño no fue capaz de ratificar con tanteo esas sensaciones y el Aparejadores comenzó pronto a ganar metros.

Tras unos minutos de mucha lucha, fue el cuadro burgalés el primero en golpear. Gavin Van den Berg conseguía posar el oval y Emiliano Calle transformaba para poner la primera ventaja en el marcador (0-7). Poco le duraría la alegría al UBU Colina, que apenas un minuto después veía como Andrew Norton, uno de los protagonistas del choque, aprovechaba un golpe de castigo para recortar distancias (3-7).

El duelo transitaba en un contexto de igualdad, con el Cisneros moviendo bien en busca de su oportunidad y el UBU Colina bien plantado en todas las zonas. Ya en el minuto 28, Nicolás Herreros sacaba petróleo de una indecisión en la zaga madrileña para colarse hasta la cocina y posar el oval. Calle volvía a transformar y el Aparejadores se ponía 11 puntos arriba (3-14).

Ese fue, sin duda, el mejor momento del choque para el cuadro burgalés, que a partir de ahí se vio superado por un impetuoso Cisneros. En el 31, Mendoza encontraba el hueco en la defensa burgalesa y sumaba un ensayo para el conjunto madrileño que posteriormente sería transformado por Norton (10-14). Y el propio Norton marcaría otro golpe de castigo para reducir la diferencia a la mínima expresión al filo del descanso.

Tras el paso por vestuarios, y con el electrónico reflejando un ajustado 13-14, el UBU arrancó el segundo asalto con la necesidad de serenarse y volver a asumir el protagonismo del que dispuso durante buena parte de la primera mitad. Sin embargo, el Cisneros regresó al campo con una marcha más y en apenas dos minutos dio la vuelta al partido con ensayo de Soriano transformado por Norton (20-14).

Partido encarrilado

El partido acababa de entrar en otro escenario bien distitno y era el UBU Colina el que más riesgos debía asumir ante un equipo que a medida que pasaban los minutos se sentía más cómodo en el campo. Prueba de ello era la solvencia con la que el conjunto madrileño superaba las acciones más comprometidas, ganando la pelea en un par de melés cercanas a la línea de anotación.

Ya en el 55, Norton -quién si no-, aprovechaba un golpe de castigo para abrir diferencias (23-14) ante un UBU Colina incapaz de superar las líneas de su rival. Cierto es que Doolan recortó distancias con un golpe de castigo en el 65 (23-17), pero los minutos pasaban y el partido se ponía cada vez más de cara para los intereses del cuadro madrileño, que en el 73 terminó de encarrilar el encuentro con un ensayo de Gorrotxategi y una transformación de Norton (30-17).

Faltaban poco más de cinco minutos y, a la vista del resultado, todo hacía indicar que el Aparejadores volvería a Burgos con un botín muy exiguo. No obstante, los hombres de Álvaro González pelearon hasta el final, recortando distancias con un ensayo de Snyman y otra transformación de Doolan (30-24) que dejaban el terreno sembrado para la épica. Y casi llega, ya que en las postrimerías del encuentro el Colina Clinic lo intentó con una carrera a la desesperada que se quedó a las puertas de sorprender al rival.

Pero ya no hubo opción y el cuadro burgalés tuvo que contentarse con obtener el bonus defensivo para cerrar la primera vuelta del campeonato liguero con 25 puntos en su casillero.

 

Fotos

Vídeos