Europeos 'indoor'

Ortega anima la jornada batiendo al campeón Pozzi en las series

Orlando Ortega. /Felipe Trueba (Efe)
Orlando Ortega. / Felipe Trueba (Efe)

El subcampeón olímpico supera sin problemas la primera criba en 60 metros vallas

JOSÉ ANTONIO DIEGO (EFE)GLASGOW

Orlando Ortega, el atleta de mayor rango internacional en el equipo español que compite en Glasgow, animó la mañana sabatina con una victoria tranquila sobre el británico Andrew Pozzi, actual campeón de Europa de 60 m vallas, en la primera serie.

El subcampeón olímpico superó sin problemas la primera criba -Enrique Llopis lo hizo por tiempos- y se declaró «tranquilo y contento» con miras a sus próximos compromisos. «Ha sido solo una carrera», afirmó el plusmarquista español. «Lo importante era pasar de ronda y estar tranquilo. Creo que he hecho una buena carrera tácticamente y me encuentro muy bien físicamente, así que mañana más y espero que aún mejor», comentó.

Ortega, medallista de bronce el año pasado en los Europeos al aire libre de Berlín, llegó a Glasgow como líder del ránking europeo del año con un crono de 7.49, pero está convencido de que franceses y británicos le van a dar «mucha guerra».

Ortega coincidió con el actual campeón, Pozzi, en la primera serie; el español por la calle 4, el británico por la 7. Venció el subcampeón olímpico con un registro de 7.61. A su derecha, Pozzi fue segundo con una centésima más.

Yidiel Contreras, incorporado al equipo en el último momento con una marca de 7.64, no pudo comprobar sus progresos. Una salida falsa (51 milésimas, el límite son 100) le dejó fuera en la segunda serie. Hace dos años fue eliminado en primera ronda con 8.04.

El valenciano Enrique Llopis, tercero en los nacionales de Antequera a sus 18 años, hizo su debut con la selección absoluta corriendo la cuarta serie. Con sus 7,72 de este año ganaba a tres de sus rivales y, aunque tropezó en el primer obstáculo, su marca de 7.85 en el quinto puesto le metió en semifinales por repesca.

Sin suerte en longitud y pértiga

Estela García pasó por tiempos a las semifinales de 60 metros lisos con un registro de 7.40, mientras que su compañera de entrenamientos Jaen Bestué, campeona de España absoluta con 18 años, quedó fuera por una centésima y la ciudadrealeña Paula Sevilla corrió la misma suerte con 7.48.

En velocidad masculina el murciano Sergio López, campeón de España de 60 lisos, fue el único español que superó la primera ronda, gracias a un crono de 6.76 que le dio una de las seis plazas de repesca para las semifinales. Sus compañeros de equipo Aitor Same Ekobo y Daniel Ambrós cayeron en su debut. El madrileño, campeón de España de 100 metros, estuvo lento en la salida (179 milésimas) y terminó sexto con 6.81. El novato zaragozano Daniel Ambrós, de 20 años, se lesionó en plena carrera. Un tirón en el isquio derecho, a diez metros de meta, le obligó a frenar y acabó séptimo con 6.99.

La valenciana Fátima Diame, dos veces campeona de España de longitud, se quedó a cuatro centímetros de la final en sus primeros Europeos bajo techo. Su tercer esfuerzo en la ronda de clasificación, que se tradujo en una marca de 6,46 metros, la dejó a las puertas del concurso definitivo, novena en el ránking.

Tampoco pudo pasar la pertiguista guipuzcoana Maialen Axpe, que abandonó los Europeos con un mejor salto de 4,25 metros insuficiente para entrar en la final, a la que se accedió con 4,50.

La mallorquina Caridad Jerez, última que compitió este sábado por la mañana, quedó eliminada en la primera ronda de 60 m vallas con una marca de 8.38 que le dio el séptimo puesto de su serie. Competía por tercera vez en unos Europeos bajo techo y nunca ha pasado de la primera ronda.

El alicantino Jorge Ureña, actual subcampeón de Europa de heptatlón, comenzó la combinada con una marca de 6.96 en la primera disciplina, los 60 metros lisos. Su registro, a cinco centésimas de su récord personal, le otorgó 897 puntos que le colocaron en el tercer puesto de la general, por detrás de sus compañeros de serie el estonio Karl Saluri (973) y el británico Tim Duckworth (936). En longitud Ureña saltó 7,39 metros, muy lejos de su reciente marca personal (7,73) y retrocedió al quinto puesto.

Esther Guerrero, De Arriba y Mariano García, por la puerta grande a la final de 800

La gerundense Esther Guerrero, campeona de España de 1.500, irrumpió en la final de 800 de los Europeos en sala con una impetuosa victoria en la primera semifinal y una marca de 2:02.43 después de haber hecho casi todo el recorrido en cabeza. El salmantino Álvaro de Arriba y el murciano Mariano García se clasificaron este sábado, con sendas victorias en sus series para la final de 800 metros de los europeos en pista cubierta, en la que intentarán un asalto al podio.