División de Honor de rugby

Victoria moral en un estreno soñado

El partido estuvo mucho más igualado de lo previsto/IAC
El partido estuvo mucho más igualado de lo previsto / IAC

Al UBU Colina Clinic sólo le faltó el triunfo ante todo un Alcobendas que se tuvo que emplear al máximo para dar la vuelta al marcador en el último suspiro del partido

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Satisfacción amarga. El UBU Colina Clinic tuvo un debut soñado en División de Honor, pero pagó cara la inexperiencia en la recta final del partido, y acabó perdiendo un duelo que tenía prácticamente ganado. Los burgaleses llegaron a disfrutar de un cómodo 23-13, pero acabaron perdiendo por sólo dos tantos, tras una acción que pasó desapercibida para el árbitro, que podía haber concedido un final feliz para los locales.

El UBU Colina Clinic ofreció dos versiones muy diferentes durante el partido. Mientras en la primera parte, especialmente en los diez primeros minutos (0-10), se mostró falto de acierto y capacidad para frenar al Alcobendas, en la segunda mitad fueron más sólidos y dieron la vuelta al partido (23-13) y sólo fueron superados cuando los madrileños se emplearon al máximo.

23 UBU Colina Clinic

Van den Berg (González, min. 55), Fuente (Carvajales, min. 73), Pisapia (Caballero, min, 65), Wagenaar, Ascroft-Leigh, Snyman, Aristemuño, Talalei, Herreros, Calle, Salas, Camarero, Bianco, González y Kleynhans.

25 Alcobendas

Villegas, Marrón, Viana (Futeu, min. 58), Cabrera, Coghlan, Ramiro, Newton, Nava (Brasca, min. 30), Munilla, Linklater, Lolohea, Semple (Williams, min. 65), García, Cabale (Londoño, min. 58) y Martínez (Sánchez, min. 63).

Árbitro:
David Joaquín Castro mostró tarjeta amarilla a Emiliano Calle.
Tanteo:
0-3 (pateo de castigo de Linklater); 0-8 (ensayo de Nava); 0-10 (transformación de Linklater), 3-10 (pateo de castigo de Calle); 3-13 (pateo de castigo de Linklater), 6-13 (pateo de castigo de Calle); 11-13 (ensayo de Fuente); 13-13 (transformación de Calle); 16-13 (pateo de castigo de Calle); 21-13 (ensayo de Salas); 23-13 (transformación de Calle); 23-18 (ensayo de Munilla); 23-21 (transformación de Linklater); 23-25 (ensayo de García).
Incidencias:
Partido correspondiente a la primera jornada de la División de Honor disputado en San Amaro ante un millar de espectadores. Antes del partido, se entregó al UBU Colina Clinic la copa de campeón de División de Honor B.

El estreno en División de Honor comenzó con la recpción de la copa que acredita al UBU Colina Clinic como campeón de División de Honor B y el estreno de una esperada grada cubierta que vistió especialmente el escenario de San Amaro. En una soleada tarde para disfrutar del mejor rugby nacional, un millar de personas vieron el debut de su equipo. Enfrente, un potente Alcobendas que podía atragantar los primeros pasos del proyecto de rugby burgalés en la élite.

Por momentos así fue. Los madrileños expusieron su superioridad y su técnica con un tiro de castigo y un ensayo con trasformación que les puso por delante con 0 a 10. Los burgaleses ofrecían muchas dudas y cuando conseguían alguna aproximación a la línea de ensayo, algún error en la recepción les alejaba de sumar sus primeros tantos. De hecho, el UBU Colina Clinic se fue al descanso del partido con un pobre 3-13, que en realidad se convertía en histórico por ser los primeros tres puntos del club en División de Honor. Emiliano Calle fue el autor de la única acción valedora de recompensa en el marcador.

Tras el periodo de reflexión, el UBU Colina Clinic salió con una convicción mucho mayor y guiado por su superioridad física, demostrada en prácticamente la totalidad de las melés a disputar. La respuesta de los locales no se hizo esperar y dieron una vuelta al marcador con un nuevo pateo de castigo y un ensayo con transformación (13-13).

El Alcobendas se tambaleaba y se mostraba carente de ideas ante un agrandado UBU Colina Clinic. Los de San Amaro querían más y su enorme sacrificio tuvo una gran recompensa, con otro increíble parcial de 0-10, que situó el marcador en 23-13.

Sin embargo, cuando todo parecía hecho, el Alcobendas apretó los dientes y trató de recortar distancias metiendo una marcha más y agitando el partido. De hecho, cuando su calidad les estaba permitiendo recortar distancias, una agresión de un jugador visitante a Santiago Salas, que ninguno de los tres colegiados señaló, marcó el desenlace del partido. Los visitantes necesitaban un último esfuerzo para ganar el partido y en una falta prefirieron optar por jugar, en lugar del pateo a palos y el ensayo sobre la tiempo complementario, les acabó dando el triunfo (23-25).

Así las cosas, el UBU Colina Clinic se quedó con la miel en los labios, pero sumó su primer punto en División de Honor, gracias al ajustado marcador final, que no superó los siete tantos de diferencia.

La próxima jornada se medirán al CR La Vila el domingo, en una segunda jornada en la que habrán perdido el miedo escénico a una categoría a la que han llegado para quedarse.

Más información

Temas

Rugby

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos