Automovilismo

Alonso se baja del Mundial de Resistencia y apunta al Dakar

Fernando Alonso. /Afp
Fernando Alonso. / Afp

El asturiano cerrará su etapa en el WEC con las próximas 24 horas de Le Mans, pero deja caer que su vinculación con Toyota seguirá… ¿en el Dakar?

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

No ha sido una sorpresa, pero la confirmación de que Alonso no va a seguir la próxima temporada en el Mundial de Resistencia ha abierto la puerta a un futuro que se antoja muy emocionante para el asturiano. A primera hora del día de los trabajadores, el equipo Toyota anunciaba mediante un comunicado que el neozelandés Brendon Hartley, expiloto de Porsche en el WEC y de Toro Rosso en Fórmula 1, sustituirá al español como compañero de Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima en la temporada 2019-20 del Mundial.

El argumento para señalar que Alonso deja la Resistencia ha generado más expectación que una renovación, incluso. «Fernando, que explorará nuevas aventuras en el motorsport con la familia de Toyota Gazoo Racing, concluirá su tiempo en el WEC cuando él y sus compañeros Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima defiendan la corona de Le Mans que ganaron en el pasado mes de junio», especifican en el comunicado. Es esa posibilidad de futuro unido a Toyota lo que ha ilusionado a la afición alonsista, que quiere ver al asturiano subido en un coche sea de la categoría que sea.

Y es que a Alonso le ha picado el gusanillo del Dakar. La próxima cita del raid más duro del mundo se disputará en Arabia Saudí, tras un relativo fiasco en la última edición en Sudamérica, por lo que dependerá mucho de las negociaciones y el 'feeling' que tenga Alonso ante un reto sin igual para él. De las pruebas que realizó al volante del Hilux V8 4x4 salió más que satisfecho, pero consciente de que es una aventura muy difícil y, sobre todo, distinta a la que ha probado hasta ahora.

«He disfrutado mucho de ser parte del equipo Toyota Gazoo Racing en el WEC pero este capítulo se está acabando. Ganar en Le Mans es uno de los mejores momentos de mi carrera como parte de mi reto por la Triple Corona y siempre recordaré la victoria que conseguimos juntos el año pasado. Ahora es un buen momento para afrontar nuevos retos y hay muchas oportunidades interesantes por explorar junto a Toyota Gazoo Racing», expresa Alonso en el comunicado.

Carlos Sainz, el 'diablo' en el hombro de Alonso

Fernando Alonso ya se ha convertido en una leyenda en el asfalto de los circuitos. Dos veces campeón del mundo de Fórmula 1, a un paso de lograrlo en el Mundial de Resistencia, ganador de las 24 horas de Le Mans y con opciones de lograr las 500 millas de Indianápolis, con lo que sumaría la ansiada Triple Corona a su palmarés. Nadie duda de que el nombre del piloto ovetense ya engrosa las líneas de los libros de historia del automovilismo.

Sin embargo, dar el salto al Dakar es harina de otro costal. Alonso ha admitido muchas veces que le atrae la posibilidad de hacer pruebas 'offroad' y no sería el primer piloto de Fórmula 1 o prototipos que acaba pegando saltos por las dunas del desierto. Mitos como Jacky Ickx, que fue el 'Grand Marshall' de Le Mans en 2018, probaron en el Dakar con relativo éxito.

Pero no es la historia o los precedentes los que arrastran a Alonso a verse tentado en disputar el Dakar. Es su amigo Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallies y también dos veces ganador del Dakar, quien le está susurrando al oído. El propio piloto madrileño no tiene garantizado el futuro, y está estudiando las ofertas y los proyectos del X-Raid con el que compitió en este 2019 pero también el de Toyota, ganador del último Dakar y con el que logró sus dos títulos del Mundial de Rallies. La marca nipona nunca ha ocultado su intención de recuperar a su viejo campeón del Corolla para sus filas en el raid, si bien es la estructura de Sudáfrica la que tiene la última palabra.

Ver a Alonso y a Sainz competir juntos en el mismo equipo sería el mayor 'crossover' visto en los tiempos recientes del automovilismo. Los aficionados que ya superan la treintena y que crecieron viendo al veterano piloto de rallies gannado títulos y maduraron vibrando con los del piloto de Fórmula 1 convirtiéndose en leyenda ya sueñan con ese 'Dream Team'. Queda mucho por negociar, por rematar y por confirmar, pero pocos creían que iban a ver a Alonso en Le Mans y se produjo. ¿Por qué no pensar en verle en el Dakar?