Test de pretemporada

McLaren confirma su paso adelante

El McLaren de Lando Norris, rodando sobre el trazado del Circuit de Barcelona-Catalunya. /Albert Gea (Reuters)
El McLaren de Lando Norris, rodando sobre el trazado del Circuit de Barcelona-Catalunya. / Albert Gea (Reuters)

Norris repite segundo tiempo, ligeramente más lento que Sainz el lunes, y Leclerc hace lo propio con Ferrari

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROBARCELONA

Hay vida más allá de Fernando Alonso. Esta es la sensación generalizada que sienten en McLaren, que después de la segunda jornada de test de Fórmula 1 han conseguido superar la cifra de 250 vueltas acumuladas entre sus dos pilotos. Lando Norris debutaba al volante del MCL34 este martes para completar 104 giros al trazado de Montmeló y quedarse en una buena segunda posición a apenas tres décimas del crono del hombre más rápido del día, Charles Leclerc.

Como el lunes, se repitieron los colores en los primeros puestos de la tabla de tiempos. En Ferrari tienen claro que su táctica debe ser la de acumular kilómetros, conocimiento sobre la nueva normativa y sacar un poco de pecho por aparecer en la foto del día por delante de sus rivales. Mientras que Mercedes ha apostado por repartir cada jornada entre sus dos corredores, este martes fue Hamilton quien abrió el día para que lo cerrara Bottas, los de Maranello pusieron al monegasco para que se diera un atracón de vueltas.

Aunque individualmente fue el que más giros dio, no así en el cómputo global si se suman las vueltas de Bottas y Hamilton. El W10 estuvo en la pista de Montmeló durante 163 vueltas, seis más que el SF90. La sensación de que el monoplaza creado por las flechas plateadas está haciendo 'sandbagging', esa táctica de taparse para hacer que sus rivales se confíen, crece conforme avanzan los días en Montmeló.

Más información

Quienes no se tapan son los hombres de McLaren. Aunque es de todos sabido que la pretemporada es una partida de póker en la que todos y cada uno de los presentes van de farol, lo cierto es que a todas vistas han dado un salto adelante con respecto a lo visto en años anteriores. Las sonrisas que hay en el motorhome y en el garaje de McLaren distan mucho de los sudores fríos y la sensación de que tienen mucho trabajo por delante. Tanto Sainz el lunes como Norris este martes completaron el plan previsto, sacaron datos muy útiles y hasta pudieron probar diferentes piezas que llegaron directas desde la fábrica a media mañana.

Sainz ensayará este miércoles con un nuevo fondo plano y unos retoques más aerodinámicos, algunos que ya ensayó en el MCL34 el joven Norris este martes.

El día no estuvo exento de problemas, y de hecho comenzó con una bandera roja que se repitió justo al final del día. Primero fue el novato Alex Albon, que perdió el control de su Toro Rosso cuando afrontaba sus primeros kilómetros en Formula 1. Literalmente: tardó cuatro vueltas en trompear y obligar a los mecánicos a espabilarse antes de que muchos otros equipos siquiera tuvieran todo listo para salir. También acabó antes de lo previsto Pierre Gasly, recién ascendido a Red Bull, que a falta de una hora para el final del día perdió la trasera de su RB15 y acabó dándose de espaldas contra el muro de la curva 12. La imagen del Red Bull subido a la grúa para acabar el día no empaña la buena imagen mostrada por los hombres de las bebidas energéticas, que en sus primeros días con Honda no han padecido ningún percance mecánico serio.

El futuro se augura mucho más oscuro para los hombres de Williams. La escudería británica por excelenca no salió a rodar tampoco este martes y empieza a ser objeto de muchos comentarios en el paddock. Ni el lunes ni el martes rodaron, y de hecho los pilotos no aparecieron en el Circuit hasta mediada la mañana. George Russell, el recién proclamado campeón del mundo de F2, se mostraba resignado ante la situación, pero aseguraba que este miércoles estarán en pista. Habrá que verlo.

Menos público, ¿un mal augurio?

La afluencia de público ha caído notablemente con respecto a años anteriores. Bien por la ausencia de Fernando Alonso, bien porque coge entre semana, lo cierto es que las gradas están mucho menos pobladas que otras pretemporadas.

De hecho, a excepción de excursiones de institutos y colegios o visitas de varias asociaciones de personas discapacitadas, lejos quedan aquellos días en los que pasear por el paddock era prácticamente imposible por la afluencia de público. Los pocos que estaban a medio día por la zona de los 'hospitalities' pudieron disfrutar de un espectáculo poco común: una parrilla improvisada de cuatro coches de miniatura con los colores de Ferrari, Red Bull, Toro Rosso y Mercedes que se plantaron enfrente de uno de los motorhome de la marca de las bebidas energéticas. ¿Será, como bromeaban algunos, un avance de los próximos cambios de normativa que se esperan para 2021?