Jorge Martín: «Bezzecchi me ha dicho que soy un toro»

El piloto Jorge Martín./@88JorgeMartin
El piloto Jorge Martín. / @88JorgeMartin

El piloto madrileño consigue la segunda plaza en la clasificación del Gran Premio de Austria de Moto GP siete meses después de operarse de una fractura en el brazo

BORJA GONZÁLEZRed Bull Ring (Austria)

Esta vez Jorge Martín no consiguió la pole, pero como si lo hubiese hecho. Terminado el entrenamiento oficial, el que sí lo había hecho, Marco Bezzecchi, se paraba para felicitarle, haciendo el gesto de quitarse el sombrero ante un piloto que, siete meses después de operarse de una fractura de radio en el brazo izquierdo y sin haber participado en dos de los tres entrenamientos libres del Gran Premio de Austria, fue capaz de clasificarse segundo a sólo 0.078 segundos del más rápido.

-Impresionante lo que ha hecho hoy.

-Bueno, he hecho lo que he podido. Me he reservado muchas energías para mañana, pero hoy sabía que tenía que hacer un gran crono. Ayer, cuando me dijeron 'sin hacer el crono puedes salir último', no estaba en mis planes. He salido con ganas. Iba con mucha precaución al inicio, tenía bastante dolor en agua. Cuando vi que se estaba secando, seguí rodando para conseguir un buen 'feeling' hasta que he visto el momento de cambiar ruedas. Estoy muy contento. He disfrutado muchísimo esas vueltas, estando delante, después de justo siete días, cuando aún estaba en el quirófano... Creo que es algo increíble. Hay que dar las gracias al doctor Mir, a la clínica móvil, a todos los fisioterapeutas que me han visto para hacer posible que esté aquí. Lo duro será mañana, aguantar las 23 vueltas. En la séptima ya iba viendo las estrellas pero he puesto todo lo que tenía. Ahora a la clínica a currar para estar mejor mañana.

-¿Cómo ha salvado los hándicaps de pilotaje?

-Me ha ido muy bien rodar. En las frenadas soy fuerte, pero tengo mucho dolor en el radio. Pero, sobre todo, sufro en las curvas de izquierdas. Hemos puesto en el depósito, a lo Lorenzo, una espuma. En cuanto freno, me apoyo mucho en las piernas. Aún así el dolor en la mano es brutal, sobre todo en el cúbito, porque está todo el edema. La operación salió muy bien. A ver si mañana puedo ir con ellos y guardar un poco para el final.

-¿Cómo le explica que pueda hacer esto a la gente que no está acostumbrada al motociclismo?

-Es mucho trabajo, no es que se haga solo. No hay milagros. Desde el momento en el que me caí, no dejé de mover los dedos. Me dijeron 'Lo importante es que no se inflame'. He sufrido para estar aquí. No es algo fácil, pero no recomiendo a nadie que lo intente porque no sé yo si es bueno para la salud...

-¿Sabe mejor que una pole? ¿O incluso le ha dado rabia no conseguirla por tan poco?

-Vi que estaba mejorando. Me ha molestado un pelín Norrodin y cuando he visto que estaba segundo me ha dado incluso rabia, pero al final te acostumbras a lo bueno muy rápido y quería estar ahí, pero el martes no iba a venir a correr y ahora estoy aquí, así que es algo increíble.

-¿Ha sido un hándicap haber dado pocas vueltas?

-Para nada. Salí en el FP1, di diez vueltas y me encontraba fatal, pero aún así hice 1:38 yendo solo, lo que me parecía ya de locos. En el FP2, probamos algo grande y noté ya algo en sólo dos vueltas y un poco ha sido la idea en este crono. Hoy ha habido dudas, porque íbamos con gomas de agua y cuando pones rápido las de seco no tocas el setting, pero yo le he dicho a Massimo que me ponga todo para seco, que yo iba a tirar y notaba la moto muy blanda. Hemos puesto mi setting de ayer y ha ido bien. Hay que pulir algún detalle y bajar medio segundo o un segundo de ritmo para mañana. A ver si puedo hacer una gran carrera.

-Bezzecchi se ha quitado el sombrero ante usted cuando han coincidido en la vuelta a boxes…

-Me ha dicho que soy un toro y que es increíble en el parque cerrado. Tengo con él muy buena relación. Siempre que nos vemos en el paddock, nos paramos a hablar. Tengo mucho respeto hacia él y está haciendo un gran papel, pero a ver si mañana le podemos apretar las tuercas.

-¿Cómo se plantea la carrera?

No lo pienso. Hay que ser optimistas y pensar que acabaré hasta el final, porque ayer no podía hacer tres vueltas, pero hoy he hecho siete y las aguanto. A ver si mañana puedo aguantar bien hasta la quince y las últimas pues a echarle todo lo que tenga. A ver si en la clínica pueden darme algo más. Voy a intentar convencerles. Lo malo es que no me dejan infiltrar la mano para la carrera, porque pierdo la fuerza y la sensibilidad. Sería un desastre llegar y no poder embragar. Habrá que aguantar con el dolor.

 

Fotos

Vídeos