Aconauto solicita un plan de ayuda urgente para que no caigan más las ventas

Marta Martín (Grupo Rugauto), Julián Alonso (Grupo Julián), Fernando Andrés (Grupo Ureta) y Fernando de Santiago (Grupo Santiago), integrantes de Aconauto/ALBA HERRERO
Marta Martín (Grupo Rugauto), Julián Alonso (Grupo Julián), Fernando Andrés (Grupo Ureta) y Fernando de Santiago (Grupo Santiago), integrantes de Aconauto / ALBA HERRERO

Las ventas en el sector automovilístico de Burgos caen un 14% por culpa de la incertidumbre de los combustibles y piden ayudas inmediatas al Gobierno

ALBA HERRERO

La Asociación de Concesionarios de Burgos (Aconauto) pide al Gobierno subvenciones como ya han hechos con otras Comunidades para frenar el descenso continuado en las ventas de automóviles. Al mismo tiempo, han querido transmitirtranquilidad de cara al mercado a pesar de que las ventas de automóviles han caído en torno a un 12-14% en lo que va de año. Esto es el resultado de la incertidumbre política y económica por la que atraviesa el país sumado a la duda de los combustibles y de las nuevas propulsiones de los coches.

El gerente del Gurpo Ureta, Fernando Andrés, ha asegurado que «nos encontramos en un mercado convulso. Las ventas de turismos han caído en torno a un 14% en la provincia de Burgos. Es una situación que nos preocupa». Los clientes están alarmados por el tema de los coches diesel y su tiempo limitado en las carreteras como dicen algunos políticos. Muchos de los clientes han paralizado compras por el miedo a las restricciones que puedan tener estos vehículos a largo plazo.

Desde Aconauto señalan que «hoy en día, hay muchas alternativas de compra y los coches de combustión son los que más se adaptan a las necesidades de los consumidores». Si bien es cierto que aún los nuevos modelos de propulsión están poco desarrollados y no cuentan con las plataformas suficientes para poder usar los nuevos vehículos al 100%. Hablamos de los coches eléctricos que necesitan puntos de recarga para poder desplazarse y aún, en muchos trayectos largos no cuentan con estas plataformas. «No hay infraestructuras en las carreteras», ha indicado Andrés.

Plan de ayuda

Este plan de ayuda que solicita Aconauto tiene como fin subsanar la caída de las ventas y proporcionar unas subvenciones que beneficien al consumidor y al empresario. Por el momento, el Ministerio de Fomento y Medioambiente ya está subvencionando a otras Comunidades Autónomas como es el caso del País Vasco donde ya cuentan con ayudas que van desde los 2.000 euros para motores de combustión y de 3.000 para los coches eléctricos. Esto ha supuesto un aumento en las ventas del 21%.

Asimismo, Julián Alonso del Grupo Julián ha querido matizar que aunque la situación es la que es, «las formas de financiación y modelos de compra se adaptan perfectamente a las necesidades de los clientes». Por este motivo, desde Aconauto animan a la gente a que compre y no hagan caso de los políticos que quieren eliminar los coches diesel del mercado.