Audi pagará una multa de 800 millones por el 'dieselgate'

Sede en Audi en Ingolstadt (Alemania)/EFE
Sede en Audi en Ingolstadt (Alemania) / EFE

La Fiscalía de Múnich establece que entre 2004 y 2018 determinados motores del tipo V6 y V8 incumplieron los estándares de emisiones

AGENCIASBerlín

El fabricante automovilístico alemán Audi ha aceptado pagar una multa de 800 millones de euros en relación con la manipulación de emisiones de gases contaminantes en vehículos diésel. Según la casa matriz Volkswagen, «tras un análisis exhaustivo», la empresa «no interpondrá un recurso. Audi reconoce así su responsabilidad en el incumplimiento de sus obligaciones de supervisión».

La notificación de sanción contra Audi en relación por las discordancias respecto a las normas reguladoras en determinados vehículos diésel V6 y V8 fabricados o distribuidos fue emitida este martes por la Fiscalía de Múnich, dentro del 'caso dieselgate' y su pago pone fin al proceso abierto por la misma contra el fabricante por la venta de coches diésel manipulados.

La multa de 800 millones de euros incluye la sanción máxima legal por infracción administrativa negligente por valor de cinco millones y la exacción por beneficios económicos de 795 millones de euros. La Fiscalía determinó que Audi incumplió sus obligaciones de supervisión en el departamento que verifica la conformidad normativa de sus vehículos y que como consecuencia entre 2004 y 2018 determinados motores diésel del tipo V6 y V8 desarrollados por la empresa no cumplieron con los estándares establecidos.

De esta manera, Audi tampoco pudo detectar que los motores diésel del tipo EA 288 (Gen3) en Estados Unidos y Canadá y del tipo EA 189 en todo el mundo desarrollados por Volkswagen estaban equipados con un software ilegal.

El comunicado de la empresa alemana ha advertido que la sanción tendrá un impacto negativo sobre los pronósticos económico de Audi para el ejercicio fiscal en curso.

Multa anterior

El pasado mes de junio, el grupo Volkswagen también aceptó el pago de una multa por importe de 1.000 millones de euros por parte de la Fiscalía de Braunschweig (Alemania). En este caso, la sanción se produjo después de que una investigación del organismo público indicara un incumplimiento por parte del departamento de Desarrollo de Motores de Volkswagen en su deber de control de los test de los vehículos.

El 'dieselgate' salió a la luz en septiembre de 2015 tras conocerse que el grupo Volkswagen había vulnerado la legislación medioambiental en Estados Unidos y manipulado la información acerca de sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en vehículos diésel. La agencia estadounidense de protección ambiental, la Environmental Protection Agency (EPA), denunció que la firma alemana utilizó en los modelos diésel de Volkswagen y Audi un 'software' que confundió a los reguladores en sus labores de medición de emisiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos