La banca niega que se pueda solucionar el problema de las pensiones con un impuesto

El presidente de la AEB, José María Roldán. /R. C.
El presidente de la AEB, José María Roldán. / R. C.

El presidente de la AEB anticipa que el sector trasladaría a los clientes el coste del tributo que quiere aprobar el Gobierno, al que pide mantener el rumbo económico otros tres o cuatro años

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROSantander

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha querido dejar claro al Gobierno presidido por Pedro Sánchez que un impuesto específico al sector financiero para conseguir la sostenibilidad de la Seguridad Social no solucionará el problema de las pensiones. Roldán ha recordado que el peso del sector bancario sobre el valor añadido bruto de la economía española es de apenas el 3%. «Ese porcentaje no puede solucionar con un impuesto un problema que afecta a toda la sociedad en su conjunto. No es posible», ha indicado durante su intervención en el curso de verano de la UIMP en Santander.

Ante la pretensión del Ejecutivo de gravar más la actividad bancaria o las transacciones financieras para revalorizar las pensiones con el IPC, José María Roldán ha recordado que el sector «ya paga muchos impuestos», al afirmar que pagan cinco puntos más en el tipo del Impuesto de Sociedades que otro tipo de corporaciones. El presidente de la AEB considera que ese tributo tendría que efecto en las entidades y que «sin sector bancario no hay crecimiento económico».

La patronal coincide con lo expresado en las últimas semanas por los responsables de grandes bancos a la hora de alertar sobre el «impacto» que ese impuesto tendría entre los ciudadanos. «En momentos buenos del ciclo económico, la traslación de los impuestos es más sencilla», ha anticipado Roldán para avisar sobre esta realidad. Esos efectos «se distribuirán entre empresa y consumidores», aunque todo dependerá de la propuesta de gravamen concreta que realice el Gobierno.

Aunque no ha aclarado si esa repercusión a los clientes llegará vía encarecimiento del crédito, como había anticipado el consejero delegado de BBVA el pasado lunes, sí ha anticipado que estas medidas pueden «tender a reducir la oferta» bancaria, al no poder mejorar la rentabilidad de las firmas.

Además, el responsable de la patronal bancaria ha pedido al Gobierno que mantenga el actual crecimiento económico, la creación de empleo y la capacidad exportadora de la economía. «Es fundamental que lo haga», ha indicado Roldán, quien considera que el país necesita «tres o cuatro años como los anteriores» para solucionar los grandes problemas económicos que tiene España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos