La banca abre el grifo del crédito en mejores condiciones con el alza de la demanda

Sede del Banco de España en Madrid./R. C.
Sede del Banco de España en Madrid. / R. C.

Las entidades suavizan los criterios de aprobación y las cláusulas de los préstamos en una tendencia que seguirá ese camino a lo largo del año, según el supervisor

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Quienes se hipotecan o financian sus compras diarias viven una etapa dorada en la que el acceso a los préstamos es cada día menos riguroso, si se compara con los peores años de la crisis en los que la banca cerró el gripo del crédito. Las entidades financieras reconocen que están suavizando los criterios de concesión de las líneas de financiación, que las condiciones incluidas en esos préstamos (intereses, plazos, cuantías, etc.) también se relajan en un contexto marcado por la tendencia alcista de la demanda por parte de los consumidores.

Así lo refleja la última Encuesta sobre Préstamos Bancarios, publicada por el Banco de España, en la que se revela, además, que esos criterios de concesión «continuarían relajándose» en este tercer trimestre del año de forma «ligera».

La banca achaca esta situación benigna por la que atraviesan las hipotecas y, en mayor medida, los créditos al consumo, por el descenso que siguen experimentando los tipos de interés -los oficiales siguen anclados en el 0% y el euríbor en el -0,18%-; las «mejores perspectivas» del mercado de vivienda; y «la mayor confianza de los consumidores», tres factores que habrían influido en el incremento de la demdanda de financiación.

Por su parte, las entidades mantienen una actitud más flexible con los clientes que se acercan a las sucursales a pedir dinero por lo que consideran que es un «aumento de la competencia» en el sector, por unas «mejores perspectivas económicas generales y en el mercado de la vivienda», así como por una «mayor solvencia percibida» de esos solicitantes.

Este análisis del supervisor también confirma cómo el porcentaje de peticiones que son rechazadas por la banca «ha vuelto a reducirse» por la mejora del entorno en el que ahora se mueven las familias, las empresas y las propias entidades financieras. Además, la Encuesta de Préstamos Bancarios constata dos realidades a tener en cuenta: una, que la posibilidad de tirar de ahorros para hacer frente a grandes gastos, sin tener que acudir a la financiación, es un factor que sigue presente; y otra, que los cambios legales, como la futura Ley Hipotecaria -una norma que está tramitándose en las Cortes- también provoca que una parte de las familias esperen a su resolución para solicitar un préstamo inmobiliario.

España, de los más baratos en comisiones

Por otra parte, un estudio sobre los servicios bancarios elaborado por Deloitte estima que España es el segundo país más barato de Europa en la prestación de servicios bancarios a sus clientes, con unos precios que son un 58% menores a la media de los países analizados del Viejo Continente. En concreto, el coste de esas comisiones y tasas se encuentra en 38 euros al año, frente a la media de 91 euros comunitaria, con Alemania liderando este coste (181 euros), frente a los 20 euros de Reino Unido.

Los datos se hacen públicos en medio de la polémica por la futura implantación de un impuesto específico para la banca, según ha anunciado el Gobierno presidido por Pedro Sánchez, para financiar parte del déficit del sistema público de pensiones. El sector ha avanzado que, si se pone en marcha esa figura tributaria, se trasladará su coste a los clientes como, por ejemplo, a través de las comisiones que cobran.

El análisis de la consultora indica también que la banca española destaca por ser una de la que mayor número de serivicios gratuitos ofrece: en concreto 87 de los 115 disponibles son prestados sin coste económico alguno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos