El Estado calcula que debe devolver 500 millones a CaixaBank por Banco de Valencia

Vista de la sede de Caixabank en Barcelona. /Albert Gea (Reuters)
Vista de la sede de Caixabank en Barcelona. / Albert Gea (Reuters)

El FROB admite que la cotización actual de Bankia «desincentiva claramente» la privatización

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, indicó este jueves en el Congreso que el Estado calcula que deberá pagar unos 500 millones de euros a CaixaBank durante los próximos años por las garantías que concedió para que esta entidad comprara Banco de Valencia en 2012, por un coste simbólico de un euro, para rescatarlo.

Este año, el FROB tendrá que abonar unos 55 millones a CaixaBank, que se sumarían a los 37 millones que ya pagó en 2017. En el momento de aquella venta, el FROB ofreció al comprador cubrir parte de las pérdidas que afloraran en un a carera de préstamos a pymes por 1.300 millones.

Banco de Valencia fue una de las entidades rescatadas -con inyección directa de fondos o garantías-, como le ocurrió a Bankia de 2010 a 2013. Con un 61,4% de la entidad nacionalizada en sus manos, el presidente del FROB reconoce que con el precio al que cotizan sus acciones -este jueves cerró en los 2,54 euros por título- se «desincentiva calaramente» la privatización de la entidad, al menos «a corto plazo», apuntó Ponce. El Estado ya vendió dos paquetes de Bankia -un 7,5% en 2014 y otro 7% -a finales de 2017, pero desde entonces solo ha optado por prolongar los plazos iniciales para completar la operación hasta finales de 2021.

 

Fotos

Vídeos