Las reclamaciones bancarias caen a la mitad por la resolución de las cláusulas suelo

Las reclamaciones bancarias caen a la mitad por la resolución de las cláusulas suelo
Efe

El Banco de España recibió 19.695 quejas el año pasado, un 51% menos que en 2017, pero casi un 30% de las que fueron resueltas a favor del cliente no supusieron una rectificación por parte de la entidad

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las reclamaciones de los españoles ante el Banco de España se redujeron considerablemente de 2017 a 2018. Los últimos datos publicados por la entidad revelan que el año pasado fueron 19.695 las personas que presentaron una reclamación, un 51% menos que las 40.176 recibidas en 2017 debido al 'boom' de reclamaciones por las cláusulas suelo, que ya se ha mitigado.

Aún así, las reclamaciones relativas a préstamos hipotecarios volvieron a ser las más comunes, un 54% del total. A pesar de la cantidad, su peso es bastante menor que el del año anterior, cuando representaban el 81,4% de todas las quejas. En segundo lugar, las relativas a cuentas y depósitos, un 14,5% del total, un 7% más que el año anterior. En tercer puesto las reclamaciones por tarjetas bancarias, un 9,5% del total, lo que supone un gran aumento del casi 27% desde 2017. También han subido mucho las relativas a los préstamos personales, que aunque sigue siendo baja respecto del total (6,1%), representa una subida del 86% en solo un año.

De las casi 20.000 reclamaciones presentadas, 9.600 de los escritos no fueron admitidos a trámite, en la mayoría de los casos por fallos de forma en la presentación, mientras que se resolvieron 6.708, de las que 4.706 (70,6%) fueron favorables al reclamante, bien por rectificación del banco antes o después de la emisión del informe. Otras 2.002 concluyeron con un resultado a favor de la entidad, explica el Banco de España. Los datos revelan que casi un 30% de las reclamaciones resueltas con un informe favorable al cliente por el Banco de España no supuso una rectificación por parte de la entidad.

Dónde se reclama más

Por regiones, en Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana y Cataluña se presentan el 62% del total. La media nacional se sitúa en 49,5 reclamaciones por cada 100.000 habitantes mayores a 15 años. En cuanto a peso de actividad financiera (promedio entre el importe de la inversión y los depósitos), la media nacional está en 16,5 reclamaciones por cada 1.000 millones de euros.

El canal de presentación más común es la sede central del Banco de España en Madrid (66,6%), seguida de la red de sucursales (18%) mediante entrega en mano o por correo. En tercer lugar, va ganando peso año tras año la oficina virtual (15,5%). Son las menos porque, según fuentes del organismo, es «díficil» presentar todos los documentos por internet, escanearlos y enviarlos correctamente.

En cuanto al número de consultas, desde el organismo explican que «van en relación» a la cantidad de reclamaciones. El año pasado se hicieron un total de 30.013, un 27% menos que en 2017. han versado principalmente sobre cuentas y depósitos, seguidas de hipotecas y servicios de pago.