Santander y sindicatos acuerdan evitar despidos traumáticos en el ERE de 2019

Santander y sindicatos acuerdan evitar despidos traumáticos en el ERE de 2019
Reuters

El proceso se realizará cuando culmine la fusión tecnológica, primará las bajas voluntarias y tratará en igualdad a las plantillas procedentes del Popular

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Banco Santander y los representantes de los trabajadores han firmado un protocolo de empleo en el que fijan las bases de lo que será el proceso de reestructuración laboral que la entidad acogerá a lo largo del próximo año para completar la fusión con el Popular, adquirido en junio del año pasado. En ese acuerdo, la corporación renuncia de forma expresa a tomar medidas traumáticas que supongan salidas forzadas.

Los procesos de reorganización serán voluntarios y las bajas «vegetativas», desde «un escenario de igualdad y de no discriminación» de las carreras profesionales de los trabajadores. Además, no se tendrá en cuenta el banco de procedencia a la hora de terminar quién se vería afectado por esas salidas.

Según ha informado el sindicato CC OO, el pacto contempla un acuerdo de homologación sellado por la organización sindical en junio y que recogía la unificación de las condiciones laborales de la plantilla resultante de ese proceso. Además se «limita a la empresa el recurso a medidas de carácter unilateral y concretando lo recogido en el vigente convenio colectivo» bancario.

El todavía consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, explicó en la última presentación de resultados trimestrales que Popular iniciaría la fusión tecnológica con el Santander en los próximos meses, de forma escalonada. Una vez que ese proceso estuviera culminado, en la primera mitad de 2019, acometería una reestructuración de oficinas y plantillas. Hace ahora un año, Santander aplicó un ERE que afectó a 1.100 trabajadores con un porcentaje mínimo de bajas forzosas.

 

Fotos

Vídeos