El BCE pide elevar la edad de jubilación para afrontar el envejecimiento de la población

Peter Praet./Efe
Peter Praet. / Efe

El economista jefe del supervisor, Peter Praet, advierte de que este problema presiona a la baja los tipos de interés durante más tiempo

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Peter Praet, ha alertado de que uno de los grandes problemas a los que se enfrenta España a medio plazo, el del envejecimiento de la población, implica «realizar reformas estructurales» en el sistema de pensiones. «Es importante hacer estos cambios» en lo relativo a ampliar la edad de jubilación desde los límites actuales hasta los 70 años. Esa es una de las recetas que Praet ha puesto sobre la mesa ante lo que considera que es una «amenaza» para la estabilidad de la economía.

Entre otras medidas, Praet ha insistido en que es posible «que los trabajadores sigan en activo más tiempo», aunque sea «de forma parcial», para así evitar una merma de ingresos en los sistemas de pensiones públicas, que puedan afectar a su sostenibilidad de cara al futuro. «No se trata de usar más impuestos», ha apuntado, sino más bien de impulsar «la liberalización y una mayor competencia en ciertas categorías de profesionales».

Praet, uno de los miembros del comité ejecutivo del BCE, ha señalado durante la conferencia inaugural de la Cátedra 'la Caixa' que ese envejecimiento de la población representa una presión a la baja sobre los tipos de interés. De hecho, no ha descartado la posibilidad de que sigan en mínimos, e incluso caigan a cero, y de que esa problemática implique recesiones económicas más largas con recuperaciones menos vigorosas si no se afronta esta situación.

Esa probabilidad de que los tipos se acerquen a cero puede seguir aumentando y verse exacerbada ante la inminente jubilación de los 'baby boomers' «que puede añadir mayor presión a la baja sobre los tipos de interés». De este modo, ha indicado que «las recesiones pueden ser más largas y las recuperaciones más lentas y superficiales, con mayores riesgos de no cumplir el objetivo (de inflación)», ha apuntado Praet, añadiendo que «la probabilidad de llegar a tipos cero es algo con lo que tenemos que aprender a convivir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos