Burgos cerrará el año con un crecimiento económico del 3,05%

La industria sigue tirando de la economía provincial/GIT
La industria sigue tirando de la economía provincial / GIT

El sector agrario ha sido el más perjudicado debido a la climatología adversa y la automoción es uno de los que más peso tiene

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

La economía burgalesa «goza de buena salud». Ese es el diagnóstico que hacen desde el Colegio de Economistas de Burgos tras analizar el escenario económico en la provincia, que cerrará el año con un crecimiento aproximado del 3,05%, es deicir, algomás de lo inicialmente previsto, pero menos de lo registardo en 2016. En concreto, el mercado exterior y laboral son los «dos referentes que indican el buen camino de la provincia», tal y como ha explicado Carlos Alonso, decano de la institución.

Así, el mercado de trabajo burgalés «esboza un escenario más favorable para el empleo que en los últimos informes», explica Alonso. En este sentido, Burgos es una de las provincias con menor tasa de desempleo en el ámbito nacional con una tasa del 10,25%, lo que se traduce en un total de 20.432 personas sin empleo hasta noviembre, es decir, 3.013 parados menos que un año antes, según el Ecyl. Además, «hay una tendencia positiva» en cuanto a la afiliación a la Seguridad Social este año, ya que se ha producido un incremento en el 2,2%.

En cuanto al mercado exterior, «está marcado por un retroceso de la actividad exportadora», que ha sufrido una disminución en el volumen de exportaciones de casi un 9,5% con respecto al ejercicio precedente, «algo que rompe con la tendencia alcista de la provincia durante los últimos años», han apuntado desde el Colegio de Economistas. En total, suman operaciones por valor de 2.599 millones de euros. Por el contrario, debido a la mejora de la demanda interna, las importaciones indican un crecimiento del 0,8%, alcanzando los 2.089 millones de euros.

Por sectores

El informe analiza la economía provincial por sectores y destaca al agrario como el más perjudicado. «Ha tenido un comportamiento negativo derivado de un clima adverso en momentos claves de producción», ha afirmado Alonso. En concreto, la producción agrícola ha presentado una «disminución importante» de un 35%, ya que «las fuertes sequias han hecho disminuir la cosecha».

En el extremo contrario se sitúa el sector de la automoción, ya que «es uno de los que más peso tiene en la economía», debido a que «Burgos cuenta con importantes empresas referentes en el ámbito internacional», ha asegurado el decano. También hay que destacar el «comportamiento positivo» del sector ganadero y del agroalimentario, así como la apertura de la nueva fábrica de Campofrío, que ha reputando la industria cárnica, ya que se ha pasado de «no tener producción a estar casi pleno a finales de este año».

Fortaleza del turismo

El número de visitantes a la provincia ha vuelto a incrementarse en un 4%, superando las 800.000 personas y reflejando «que es uno de los motores de la economía», ha afirmado Paz Lorente, tesorera del colegio de Economistas. Otro dato positivo es que «Burgos se posiciona como un referente para los extranjeros», ya que ha crecido el número de turistas que residen en el exterior en un 5%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos