El Gobierno indulta a las cabinas telefónicas

Una cabina telefónica en Bilbao./M. Cecilio
Una cabina telefónica en Bilbao. / M. Cecilio

Aprobará este viernes un real decreto que salvará a los 16.000 teléfonos que aún sobreviven en las calles, pero no correrán igual suerte las guías y el servicio de consulta sobre números de abonado

COLPISA / AGENCIAS

Muchos se sorprenderán con la cifra, pero actualmente hay en España unas 16.000 cabinas telefónicas en las calles, un servicio prestado por Telefónica. Y seguirán estando ya que el real decreto que se aprueba este viernes salva por el momento a estos teléfonos públicos después de que el Gobierno haya decidido que sigan formando parte de las prestaciones incluidas en el servicio universal de telecomunicaciones.

Eso sí, la nueva norma elimina la obligatoriedad de dos de las prestaciones incluidas dentro de este servicio universal, las guías telefónicas y el servicio de consulta sobre números de abonado, pero mantiene las demás. Así, las cabinas prorrogan su situación actual y el Gobierno advierte de que hará un análisis más completo sobre el modo en el que ir retirando estas prestaciones.

Las cabinas han convivido con los españoles desde hace 90 años, pero desde la llegada de los móviles apenas se usan. Por ello, se preveía que el real decreto que presentara este viernes el Gobierno estableciera que ya no era obligatorio mantener un número suficiente de ellas, aunque había dudas de la idoneidad de marcar unos plazos para su retirada.

El servicio universal supone que, en el caso de las cabinas, tenga que haber como mínimo un teléfono público en cada municipio de más de 1.000 habitantes, a los que se suma uno más por cada 3.000.

El anterior Ejecutivo se mostró a favor de eliminar la obligatoriedad referida a las cabinas en un borrador de real decreto que remitió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), organismo que se ha pronunciado en reiteradas ocasiones a favor de sacarlas del servicio universal ante su falta de uso.

 

Fotos

Vídeos