«Castilla y León debe convertirse en un centro de atracción de inversión internacional»

«Castilla y León debe convertirse en un centro de atracción de inversión internacional»

Los economistas Daniel Lacalle y José María O’Kean repasan las debilidades y fortalezas de la economía regional en una nueva edición de los Diálogo para el Desarrollo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Los economistas Daniel Lacalle y José María O’Kean se han dado cita hoy en el Hotel Abba de Burgos para participar en una nueva edición del foro empresarial Diálogos para el Desarrollo, organizado por Management Activo con el patrocinio de Cajamar Caja Rural, Crédito y Caución y Vodafone, donde han trasladado a los directivos y empresarios presentes los retos del tejido empresarial de Castilla y León.

Daniel Lacalle ha señalado que el potencial, los costes, las infraestructuras y la disponibilidad de suelo de la comunidad autónoma la sitúan en una posición privilegiada para «avanzar en valor añadido y en innovación dentro de sus propios sectores y atraer capital e inversión extranjera».

Por su parte, el catedrático de Economía Aplicada José María O’Kean ha explicado que los retos de la economía de Castilla y León pasan por «reforzar el proceso productivo y fomentar la transformación digital del mundo empresarial desde el gobierno autonómico». En clave turística, destacó que se debe «dar a conocer y poner en valor las ciudades monumentales y espacios naturales para atraer visitantes».

Durante su intervención, el economista Daniel Lacalle ha analizado el entorno exportador tras la crisis, destacando el esfuerzo de las empresas para orientar sus negocios hacia el exterior a través de la diversificación y el valor añadido. Al mismo tiempo, ha explicado que el crecimiento de la demanda interna y la actividad industrial, junto a una reducción del endeudamiento de familias y empresas hasta niveles de 2006, suponen «una mejora de la demanda interna que no está basada en una burbuja de crédito».

Además, Lacalle ha reflexionado sobre la necesidad de reducir la burocracia, «no disminuyendo el control de las actividades relevantes, sino simplificando los enormes y onerosos trámites y la enorme cantidad de papeleo que sufren empresas y ciudadanos». Por último, ha destacado que el sector industrial español goza de una recuperación «sana y prudente» y le ha augurado un crecimiento mucho más sólido en los próximos cinco años. Para lograrlo, ha recomendado «apostar por la innovación mejorando en valor añadido, calidad y productividad de las empresas».

Por su parte, el economista José María O’Kean ha dado las claves del nuevo modelo productivo, caracterizado por la exportación. «Las empresas españolas son competitivas y han ganado cuota de mercado fuera gracias a la ambición comercial, la búsqueda de nuevos mercados y los bajos costes y salarios en España», ha apuntado. O’Kean ha señalado que estos precios moderados, junto a las condiciones climatológicas, la oferta cultural y la estabilidad de un país como España han propiciado la expansión del sector turístico. En cuanto a los retos pendientes, ha señalado como vitales la reducción del déficit tecnológico en el tejido productivo y administrativo y el avance del mercado laboral hacia empleos más duraderos que cualifiquen a los trabajadores.

Por otro lado, O’Kean ha analizado el perfil del nuevo consumidor, «hiperindividualista e hipercrítico», que toma mucha información a través del espacio digital y compara precios en un mundo globalizado en el que los negocios españoles deben competir con empresas de todo el mundo. Esto hace, según el economista, que los negocios deban «cambiar la cadena de valor, adoptar sistemas de información, tomar presencia en el espacio digital y diversificar sus productos». Según O´Kean, el error es adoptar políticas proteccionistas que frenen la demanda interna y, por ende, paren el crecimiento económico de los países emergentes que han dado el salto gracias a la globalización. O’Kean ha concluido que «el comercio nos ha hecho progresar y plantea un mundo sin grandes confrontaciones bélicas; por contra, si entramos en proteccionismo, entramos en conflictos siempre».

Posteriormente, los ponentes han mantenido un coloquio con los empresarios burgaleses en el que han abordado los desafíos y oportunidades para la economía regional. Daniel Lacalle ha puesto de relieve el dinamismo del entorno empresarial burgalés y ha señalado que «desde el punto de vista regional hay que plantearse de una manera absolutamente prioritaria que el enorme tejido de las pymes y las microempresas crezca y se fusione para generar empresas más potentes». En este sentido, José María O’Kean ha explicado que los negocios burgaleses tienen que aprovechar los recursos naturales y las administraciones locales y regionales deben contribuir a la formación y adaptación de las empresas a la era digital, además de invertir en infraestructuras para potenciar el turismo de la región.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos