Ceprede estima que el PIB regional subirá entre el 2 y el 2,5% en 2018

Celebración de la 74ª Junta Semestral de Predicción Económica de Ceprede, este jueves en Valladolid./El Norte
Celebración de la 74ª Junta Semestral de Predicción Económica de Ceprede, este jueves en Valladolid. / El Norte

La economía de Castilla y León se situará este año entre las menos dinámicas de España, aunque con mejor dato que en 2017

El Norte
EL NORTEValladolid

La economía de Castilla y León estará entre las menos dinámicas en 2018, aunque registrará uno de los mayores incrementos respecto a 2017, cuando el crecimiento «fue especialmente bajo», según ha afirmado este jueves el director general adjunto del Centro de Predicción Económica (Ceprede), Julián Pérez. De hecho, Castilla y León se perfila como una de las pocas comunidades españolas cuya economía crecerá este año 2018 por encima del ejercicio anterior, en el entorno del 2 o 2,5%.

El responsable de Ceprede, quien, junto con el director general de Presupuestos de la Junta, José Armando Baeta, ha participado hoy en Valladolid en la 74 Junta Semestral de Predicción Económica 'Revisando retos económicos', se ha mostrado muy optimista respeto a la marca de la economía española y regional, escenario este último en el que, ha insistido, todos los indicadores apuntan que Castilla y León «puede ser una de las pocas comunidades autónomas que crezca este año por encima de 2017, cuando en el conjunto del país se podría haber superado el punto máximo cíclico e iniciarse una desaceleración».

En este sentido, el experto cifra en el entorno del 2 y 2,5% el crecimiento de la economía regional, «un poco menos que la media nacional pero de las únicas que presenta un perfil de recuperación», y todo ello, como así ha puntualizado, teniendo como referencia unos «buenos indicadores registrados a principios de año en el capítulo de exportaciones, matriculación de vehículos y licitación oficial».

En Castilla y León los indicadores analizados son positivos, especialmente en lo que respecta a licitación oficial que avanzará notablemente respecto a 2017. Además, también crecen las exportaciones, la producción industrial (IPI) y las matriculaciones.

Por su parte, cabe destacar también un descenso previsto de la tasa de paro en la comunidad del 1,3%. La tasa de paro bajará del 15% en 2018.

Por otra parte, el grado de competitividad de la comunidad se posiciona en los 95,4 puntos en 2018 (siendo 100 la referencia del promedio nacional). Este valor, obtenido por el indicador ISCRE de Ceprede (elaborado por el área Regional), muestra que Castilla y León ha de continuar avanzando para aproximarse a las regiones más competitivas, pero su esfuerzo relativo es de 6,5 puntos en la última década (se situaba en los 88,9 puntos en 2008), y de 2 puntos respecto a 2017.

Por lo que se respecta a los datos referentes a la actividad comercial de las comunidades autónomas, cabe destacar que Castilla y León se mantiene como una región especialmente exportadora, tanto al resto de España como al mundo.

A nivel nacional Madrid (2.763 millones de euros) y País Vasco (2.729 millones de euros) son las regiones más destacadas en cuanto a la exportación comercial de Castilla y León. Por su parte, la comunidad importa principalmente de País Vasco y Galicia.

Datos nacionales

En el caso de España, el portavoz de Ceprede se felicita de los «dos o tres años seguidos con un crecimiento sostenido bastante más alto que el del conjunto de la UE», y aunque las perspectivas auguran una cierta desaceleración a lo largo de 2018 y 2019, mantiene la idea de que la senda del mismo seguirá siendo «buena, sana y sostenible», siempre y cuando la economía no se mueva en un entorno extraño, informa Europa Press.

Así, Pérez sitúa en el 3% el crecimiento de la economía española a lo largo de este año y del 2,5 y 3% en 2019, algo que, como así subraya, «garantiza la generación de empleo, con una previsión para 2018 de otros 400.000 nuevos puestos de trabajo y de más de 300.000 en el próximo, y contribuirá a reducir la tasa de paro en el entorno del 15%, que es uno de los aspectos que nos diferencia negativamente de oras economías desarrolladas».

Como aspectos negativos, el representante del Ceprede cita la dificultad de corregir el déficit y la deuda pública, máxime como consecuencia de unos Presupuestos Generales aprobados este miércoles que presentan un «cierto sesgo expansivo, y por tanto ese incremento del gasto impedirá una mayor contención del déficit».

 

Fotos

Vídeos