El Colegio de Economistas de Burgos augura un crecimiento «superior a la media nacional» de la economía burgalesa, en 2019

Imagen del desayuno económico. /ICAL
Imagen del desayuno económico. / ICAL

Ibercaja y Cámara de Comercio han presentado los Indicadores Económicos de Burgos, en el marco del 'Círculo de Actualidad Empresarial'

M. L. Martínez/ICAL.
M. L. MARTÍNEZ/ICAL.Burgos

El Colegio de Economistas de Burgos augura un crecimiento de la economía burgalesa en 2019 «superior a la media nacional» (se prevé el 2%), siguiendo la tendencia iniciada en el año 2012. Así lo aseguró hoy su decano, Carlos Alonso de Linaje, durante el desayuno de trabajo que Ibercaja y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios organizaron para presentar los Indicadores Económicos de Burgos.

En este contexto, Alonso de Linaje expuso que «2018 fue un buen año» y precisó que «en 2019 no hay nada que nos diga que la economía burgalesa vaya a cambiar», salvo, matizó, «el excepcional resultado del sector primario», que presentó un incremento de 16% durante el pasado ejercicio.

En su conjunto, dijo, la economía burgalesa tiene «pocos nubarrones» más allá, agregó, de que «alguna empresa tenga muy focalizado su negocio en Reino Unido» debido al 'Brexit'. Si bien no quiso pronunciarse sobre los posibles efectos en las empresas burgalesas que tendrá la salida de la isla de la Unión Europea (UE) ya que confió en que «pueda posponerse esta salida».

Algunos de los datos que destacó de los Indicadores Económicos de la provincia de Burgos fueron que los visados de obra nueva formalizados hasta octubre «empiezan a tomar pulso» a pesar de que acumulen un descenso anual del 31,5%, mientras que crecen en el ámbito regional un 31,7% y en el nacional un 22,6%. «Es un dato no preocupante», dijo.

Asimismo, destacó que las matriculaciones de turismos cerraron el año 2018 con un incremento anual del 9,1%, «frente al 15% registrado hace dos meses», precisó, si bien subrayó que es superior a los apuntados tanto en Castilla y León (2,2%) como en España (6,1%).

En este punto achacó este descenso del 15% al 9,1% a que «alguien haya dicho en televisión que el diésel se ha acabado» -en clara alusión al actual Gobierno central-. «Si en vez de ideas tenemos ocurrencias y no se transmite seguridad a la hora de hacer una inversión (diésel)», lamentó, y aseveró que «la incertidumbre es mal compañero a la hora de tomar decisiones».

El decano del Colegio de Economistas de Burgos también valoró la tasa de variación anual del IPC provincial en diciembre, que fue del 1,2%, apuntó, cuatro décimas inferior a la anotada en el mes de noviembre. Del mismo modo, dijo, el IPC estatal bajó cinco décimas y se situó en el 1,2%.

En cuanto al valor de las exportaciones registradas hasta octubre, indicó, se presenta un crecimiento anual del 5,8%, elevando el grado de cobertura (exportaciones/importaciones) hasta el 123,7% frente al 89,5% nacional. El paro registrado en diciembre, resaltó, se establece en 18.855 personas, apuntando una rebaja interanual del 7,6%, que sitúa entre el 9,6% regional y el 6,2% nacional. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, Alonso de Linaje subrayó que finaliza el año con un crecimiento interanual del 1,3%, al tiempo que en Castilla y León sube un 1,7% y en España alcanza un 3,2%.

«De más a menos»

Por su parte, el director de Análisis y Estrategia en Ibercaja Gestión, Javier Rillo, trasladó su visión y auguró que el año 2019 será un ejercicio de crecimiento en el que se espera que la evolución de la economía vaya «de menos a más», a diferencia del año 2018, dijo, «que fue de más a menos». En este sentido, agregó que la economía ha entrado en una «fase de desaceleración» si bien «no de recesión», matizó.

«Con los datos de crecimiento que hoy tenemos, el año debería ser positivo para los activos financieros, sobre todo, para los más arriesgados», declaró. Asimismo, expuso que la desaceleración económica retrasará la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europea (BCE) «hasta finales de año como muy pronto», aventuró.

Así, a pesar de que defendió que este retraso podría ser un «buen estímulo» para el crecimiento abogó por que una subida podría ser «una muestra de fortaleza y de confianza» ante la recuperación económica de los países del continente europeo. Además, valoró que desde el punto de vista empresarial se van a dar dos factores considerados como «buenas noticias» que son unos costes financieros bajos y la caída de los costes energéticos.

--------------------------------------------------------------------------------

De: Angel Manso [mailto:amanso@multiversa.net]

Enviado el: jueves, 24 de enero de 2019 19:03

Para: 'gerardo'

Asunto: burgos

En 2019 la economía burgalesa experimentará un crecimiento «superior a la media nacional», según el Colegio de Economistas de Burgos

Ibercaja y Cámara de Comercio han presentan los Indicadores Económicos de Burgos, en el marco del 'Círculo de Actualidad Empresarial'

El Colegio de Economistas de Burgos augura un crecimiento de la economía burgalesa en 2019 «superior a la media nacional» (se prevé el 2%) siguiendo la tendencia iniciada en el año 2012. Así lo aseguró hoy su decano, Carlos Alonso de Linaje, durante el desayuno de trabajo que Ibercaja y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios organizaron para presentar los Indicadores Económicos de Burgos.

En este contexto, Alonso de Linaje expuso que «2018 fue un buen año» y precisó que «en 2019 no hay nada que nos diga que la economía burgalesa vaya a cambiar», salvo, matizó, «el excepcional resultado del sector primario», que presentó un incremento de 16% durante el pasado ejercicio.

En su conjunto, dijo, la economía burgalesa tiene «pocos nubarrones» más allá, agregó, de que «alguna empresa tenga muy focalizado su negocio en Reino Unido» debido al 'Brexit'. Si bien no quiso pronunciarse sobre los posibles efectos en las empresas burgalesas que tendrá la salida de la isla de la Unión Europea (UE) ya que confió en que «pueda posponerse esta salida».

Algunos de los datos que destacó de los Indicadores Económicos de la provincia de Burgos fueron que los visados de obra nueva formalizados hasta octubre «empiezan a tomar pulso» a pesar de que acumulen un descenso anual del 31,5 por ciento, mientras que crecen en el ámbito regional un 31,7% y en el nacional un 22,6%. «Es un dato no preocupante», dijo.

Asimismo, destacó que las matriculaciones de turismos cerraron el año 21018 con un incremento anual del 9,1 por ciento, «frente al 15 por ciento registrado hace dos meses», precisó, si bien subrayó que es superior a los apuntados tanto en Castilla y León (2,2%) como en España (6,1%).

En este punto achacó este descenso del 15 al 9,1% a que «alguien haya dicho en televisión que el diésel se ha acabado» -en clara alusión al actual Gobierno central-. «Si en vez de ideas tenemos ocurrencias y no se transmite seguridad a la hora de hacer una inversión (diésel)», lamentó, y aseveró que «la incertidumbre es mal compañero a la hora de tomar decisiones».

El decano del Colegio de Economistas de Burgos también valoró la tasa de variación anual del IPC provincial en diciembre, que fue del 1,2%, apuntó, cuatro décimas inferior a la anotada en el mes de noviembre. Del mismo modo, dijo, el IPC estatal bajó cinco décimas y se situó en el 1,2 por ciento.

En cuanto al valor de las exportaciones registradas hasta octubre, indicó, se presenta un crecimiento anual del 5,8% elevando el grado de cobertura (exportaciones/importaciones) hasta el 123,7% frente al 89,5% nacional. El paro registrado en diciembre, resaltó, se establece en 18.855 personas, apuntando una rebaja interanual del 7,6%, que sitúa entre el 9,6% regional y el 6,2% nacional. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, Alonso de Linaje subrayó que finaliza el año con un crecimiento interanual del 1,3%, al tiempo que en Castilla y León sube un 1,7% y en España alcanza un 3,2%.

Macroeconomía

Por su parte, el director de Análisis y Estrategia en Ibercaja Gestión, Javier Rillo, trasladó su visión y auguró que el año 2019 será un ejercicio de crecimiento en el que se espera que la evolución de la economía vaya «de menos a más», a diferencia del año 2018, dijo, «que fue de más a menos». En este sentido, agregó que la economía ha entrado en una «fase de desaceleración» si bien «no de recesión», matizó.

«Con los datos de crecimiento que hoy tenemos, el año debería ser positivo para los activos financieros, sobre todo, para los más arriesgados», declaró. Asimismo, expuso que la desaceleración económica retrasará la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europea (BCE) «hasta finales de año como muy pronto», aventuró.

Así, a pesar de que defendió que este retraso podría ser un «buen estímulo» para el crecimiento abogó por que una subida podría ser «una muestra de fortaleza y de confianza» ante la recuperación económica de los países del continente europeo. Además, valoró que desde el punto de vista empresarial se van a dar dos factores considerados como «buenas noticias» que son unos costes financieros bajos y la caída de los costes energéticos.

Temas

España, Pib
 

Fotos

Vídeos