Los concesionarios exigen ayudas a Industria para implantar el coche eléctrico en 20 años

Un joven carga las baterías de su coche eléctrico en un barrio de las afueras de Oslo. /AFP
Un joven carga las baterías de su coche eléctrico en un barrio de las afueras de Oslo. / AFP

El Gobierno, flexible a negociar su propuesta de liquidar gasolina y diésel en 2040 tras el plantón de fabricantes ante la incertidumbre generada

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La reunión que este viernes mantuvieron los responsables del Ministerio de Industria con las patronales del sector de la automoción para tratar la propuesta del Gobierno de prohibir la matriculación de vehículos de combustión en 2040 sufrió importantes bajas por parte del sector. En un descafeinado encuentro el Ejecutivo se comprometió a «negociar y trabajar» a partir de ahora «con toda la cadena de valor» desde las fábricas hasta los puntos de venta, apuntan fuentes de las organizaciones que acudieron a la convocatoria gubernamental.

En el caso de los concesionarios, la vicepresidenta de su patronal (Faconauto), Marta Blázquez, apuntó las «numerosas dudas» que mantienen en torno al objetivo de que todos los coches que se comercialicen en poco más de 20 años sean eléctricos, sin excepción. La organización continúa mostrando su «preocupación» por la caída que se está experimentando en las ventas ante la «incertidumbre» generada y su posible repercusión en el empleo si esta situación se prolonga.

Hasta el pasado día 12, las ventas de coches habían descendido un 23,3% con respecto al mismo periodo del año pasado. En el segmento de particulares, la caída está siendo aún mayor, con tasas cercanas al 28%, ante la preocupación generalizada. Este retroceso se suma a la registrada durante el mes de octubre, con una sangría del 6%, y la de septiembre, con una bajada del 17%. La situación es tan confusa que el director general de la DGT, Pere Navarro, afirmó este viernes que los ciudadanos le trasladan que «no saben qué coche comprar en estos momentos».

Desde los concesionarios exigieron este viernes a la ministra Industria, Reyes Maroto, un plan «inmediato» de rejuvenecimiento del parque, donde 12 millones de coches tienen más de 10 años; «recursos» para fomentar las inversiones necesarias para adaptar todos los negocios del modelo de combustión al eléctrico; medidas que favorezcan «la unidad de mercado» en cuanto a las restricciones como las que ha planteado el Ayuntamiento de Madrid; y que los modelos híbridos no se encuentren incluidos en la prohibición.

Las fábricas piden «realismo»

La predisposición de Industria a estas y otras reclamaciones fue «muy buena», admiten algunos de los representantes del sector que estuvieron presentes en un encuentro marcado por las ausencias. La más relevante fue la de los fabricantes, representados por Anfac. Desde esta organización señalan que se trataba de una reunión «precipitada» ante lo que consideran que ha sido un proceso plagado de «falta de información, debate y análisis» al no haber contado con las asociaciones para la elaboración de la Ley de Cambio Climático. E instan a realizar un «proceso de reflexión mayor» tanto con Industria como con el Ministerio de Transición Ecológica.

Los fabricantes quieren «crear una dinámica diferente» que conduzca a «planes de trabajo realistas que faciliten la descarbonización, sí, pero a la vez que eviten un impacto económico y laboral en las grandes fábricas y su industria auxiliar. En este sentido, el presidente del PP, Pablo Casado, acusó al Gobierno de estar «poniendo en riesgo» el sector a partir de «datos falsos» sobre la contaminación y «cuestiones» meramente «ideológicas».

A la ausencia de Anfac se unió la de los fabricantes de componentes (Sernauto), UGT y CC OO . Sí acudieron, junto a los concesionarios, los vendedores (Ganvam) y los importadores (Aniacam).

Más información

 

Fotos

Vídeos