La deuda pública baja al 96% del PIB al caer en casi 17.000 millones

Fachada del Banco de España./Efe
Fachada del Banco de España. / Efe

Los datos del Banco de España de abril revelan que la Administración Central reduce su endeudamiento, aunque sigue al alza en comunidades, ayuntamientos y Seguridad Social

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Buenas noticias para las cuentas públicas. La deuda que acumulan las administraciones bajó durante el mes de abril en 16.793 millones de euros después de cinco meses consecutivos al alza hasta situarse en los 1,18 billones de euros, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

Aunque repunta un 2,7% respecto al mismo mes del año pasado con 31.106 millones de euros más, supone un descenso del 1,4% comparado con el mes anterior. El Ministerio de Economía asegura que la deuda se sitúa en el 96,83% del PIB, un dato «consistente» con el objetivo del 95,8% para final de 2019 que figura en el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas.

La deuda pública cerró el año en el 97,2% del PIB, lo que supuso una reducción de solo 3,2 puntos respecto al máximo registrado en 2014, aunque casi 37 puntos por encima del nivel de referencia legal del 60%, según explicó la AIReF recientemente. Es más, la Autoridad Fiscal advirtió de que el pasivo del país no bajará del 91% del PIB hasta 2022. Con estos datos, España encara la futura subida de tipos del BCE en una posición de debilidad, al no haber aprovechado los años de crecimiento económico para reducir deuda, lo que supone que la financiación será más cara en el momento que suban los tipos de interés.

Por administraciones

Una de las sorpresas de los datos del Banco de España de abril es el descenso del endeudamiento de la Administración Central, que explica la caída de la deuda pública en general. Tras cinco meses de subidas, la deuda del Estado se redujo en casi 16.000 millones en abril, pero aun supera el billón de euros. Sube un 3,5% respecto al mismo periodo de 2018 al sumar casi 36.000 millones en un año.

Por el contrario, el resto de administraciones elevan su pasivo. Las comunidades aumentan su deuda en abril en 272 millones hasta rozar los 297.000 millones, con una subida del 2,5% en un año. Incluso los ayuntamientos, que suelen dar mejores cifras, aumentaron su endeudamiento el mes de abril en 371 millones hasta los 26.300, aunque en el último año recortaron su pasivo un 8,7%.

La Seguridad Social sigue aumentando su deuda, el mes de abril un 4,3% hasta los casi 45.000 millones, tras un alza de nada menos que el 64% en un solo año por los préstamos del Estado para pagar las pensiones. Sobre esto se posicionaba pesimista también la AIReF hace unos meses, explicando que ante un escenario en el que no se tomen medidas que neutralicen el coste de subir las pensiones conforme al IPC, la presión sobre el gasto implicaría un aumento de la deuda pública de unos 50 puntos sobre el PIB en 2048.

Es decir, la deuda subiría al 130% del PIB, más de medio millón de euros si se tiene en cuenta el valor del PIB de 2018. Este gran aumento del gasto se debe, sobre todo, a que a partir de la década de 2030 las pensiones subirán considerablemente porque se comenzará a jubilar la generación del 'baby boom'.