Draghi redobla sus advertencias sobre la «amenaza del proteccionismo» de Trump

Mario Draghi, presidente del BCE./Daniel Roland (Afp)
Mario Draghi, presidente del BCE. / Daniel Roland (Afp)

El BCE mantiene los tipos de interés en el 0% y reitera que las compras de deuda podrían seguir más allá de septiembre si es necesario

ADOLFO LORENTECorresponsal en Bruselas

El BCE anhela ser aburrido, sueña con volver a serlo, pero cuando todo parecía que por fin volvería a serlo, el 'efecto Trump' y su obsesión proteccionista puede dar al traste con la estrategia diseñada. Así lo ha advertido hoy el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que ha incidido en la llamada de atención que ya lanzó hace varias semanas sobre las políticas comerciales impulsadas por Estados Unidos. «Los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro siguen siendo ampliamente equilibrados, pero los riesgos relacionados con los factores globales, incluida la amenaza de un mayor proteccionismo, se han vuelto más prominentes», ha recalcado.

Lo ha hecho al término del Consejo de Gobierno celebrado en Fráncfort. Una reunión de trámite, aburrida, en la que no hubo cambios en política monetaria. Los tipos de referencia siguen en el histórico 0% y la facilidad de depósito, en el -0,40%. Respecto a las medidas convencionales, los estímulos seguirán siendo de 30.000 millones mensuales como mínimo hasta septiembre. 'Unchanged', sin cambios, continúa la palabra que mejor resume las reuniones del BCE de los últimos meses. Tanto, que el comunicado publicado ayer sobre las decisiones adoptadas fue idéntico al del 8 de marzo, fecha de la última reunión.

Aunque Draghi comenzó a preparar al mercado para el principio del fin de los estímulos, lo cierto es que las perspectivas económicas han dado un giro extraño en las últimas semanas y cierto pesimismo se ha apoderado del ambiente. Que nadie espere una retirada inmediata. «Si las perspectivas fueran menos favorables, o si las condiciones financieras fueran incompatibles con el progreso del ajuste sostenido de la senda de inflación, el Consejo de Gobierno está preparado para ampliar el volumen y/o la duración del programa de compras de activos», ha reiterado el BCE.

Y en relación a una posible subida de tipos, ídem de ídem. «El Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés oficiales se mantengan en los niveles actuales durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de sus compras netas de activos», aseguran.

Draghi ha vuelto a recetar «paciencia, prudencia y persistencia», porque «un amplio grado de estímulo monetario sigue siendo necesario para que las presiones de inflación subyacentes continúen aumentando». Pese a todo la artillería gastada, sigue en el 1,3%, muy lejos del objetivo que pide «estar por debajo pero muy cerca del 2%».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos